Costa Rica | Carlos Alvarado avala golpe de Estado en Venezuela y Patricia Mora… sigue en el gobierno

El gobierno costarricense avala a los golpistas venezolanos y la "izquierda" del FA no se retira de su ministerio.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


En horas de la tarde, Carlos Alvarado reconoció a Juan Gaidó como «presidente interino» de Venezuela. De esta forma, el gobierno de Costa Rica se posicionó a favor de la asonada golpista auspiciada por los Estados Unidos, alineándose con los gobiernos más reaccionarios de Latinoamérica, como el del proto-fascista Jair Bolsonaro en Brasil, o el de Iván Duque de Colombia (hijo político del paramilitar Uribe).

En realidad esta postura de Alvarado no sorprende, pues en la coyuntura de la huelga contra el Plan Fiscal dejó en claro que es un clásico gobierno de derecha neoliberal y represor. Pero resulta escandaloso que Patricia Mora del Frente Amplio (FA) continúe como Ministra de la Condición de la Mujer, legitimando de esta forma al gobierno de Alvarado.

Ante un gobierno neoliberal, anti-sindical y pro-imperialista como el de Alvarado, el deber de la izquierda es enfrentarlo en las calles y cuestionar de forma permanente su gobernabilidad. Pero lo que hace Mora y el FA es limpiarle la cara a este gobierno al colaborar en presentarlo como uno «progresista».

Basta tener un poco de vergüenza militante y algún criterio de clase para decidir no sentarse cada martes en un Consejo de Gobierno compuesto por varias de las figuras más rancias de la oligarquía neoliberal del país (como Rodolfo Piza) o con ministros “progres” que no dudan en pedir que se aprueben leyes para prohibir que los trabajadores y trabajadoras realicen “huelgas políticas” (como hizo hoy Edgar Mora, Ministro de Educación). Pero Patricia Mora demuestra que no tiene esa mínima vergüenza militante y criterios de clase, y guarda silencio ante cada giro a la derecha del presidente y su gabinete. ¡Esto no tiene otro nombre que el de una traición a la izquierda!

Mirá también:  Estados Unidos | A pocas horas de unas elecciones que pueden ser decisivas

Lo más aberrante es que José María Villalta en la Asamblea Legislativa votó en contra de la moción para reconocer al golpista de Juan Gaidó (lo cual nos parece correcto), denunció que “Trump y Bolsonaro suenan tambores de guerra en Venezuela” y señaló como lamentable que el gobierno de Costa Rica se sumara a esa “comparsa intervencionista”….¡pero en ese gobierno su partido tiene una Ministra y lo consecuente sería que pida inmediatamente su renuncia del gabinete!

Desde el NPS (como parte de la corriente internacional Socialismo o Barbarie) somos críticos del chavismo, al cual calificamos como una variante de nacionalismo burgués que hizo algunas reformas en sus inicios (redistribuyendo la renta petrolera) y que con el gobierno de Maduro, en su fase de declive, desarrolló un giro autoritario y ajustador. Pero militamos contra todo intento golpista en Venezuela (más aún si es promovido por el imperialismo) y para que sean los trabajadores, el pueblo oprimido, los campesinos, las mujeres y la juventud los que decidan el futuro del país.

El FA demostró que, a pesar de contar con luchadores y luchadoras honestos en su base, la dirección de su cúpula es un desastre que coloca a este partido como la «pata izquierda» del «progresismo burgués». Por eso es necesario construir una nueva alternativa socialista de la clase trabajadora, las mujeres y la juventud en todo el país, tarea para la cual nos disponemos a trabajar desde el NPS e invitamos a sumarse.

Nuevo Partido Socialista, Costa Rica

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre