29 de Mayo

Cordobazo: Una efemérides con opuestos intereses de clase

En el pasado 29 de mayo, a 51 años de la gesta juvenil, obrera y popular del Cordobazo, el gobierno conmemoró el Día del Ejército.

Ana Vázquez
Redacción Semanario Socialismo o Barbarie.


“(…)Hoy no hay personal militar que haya prestado servicio activo en la dictadura. Juan Martín Paleo, jefe de estado mayor conjunto, el más viejo de todos hoy en servicio, tuvo como primer destino Tartagal (Salta) en 1984. Entonces la realidad es esa. [Periodista]- ¿Qué habrá que hacer en materia de FFAA cuando termine la pandemia? – Algo que me gustaría que suceda con este reconocimiento de FF.AA. es que cuando la pandemia termine se discuta una política de Defensa. Sin dejar de vista el lema Memoria, Verdad y Justicia, tengo la obligación de mirar hacia adelante. Esto es tener una Fuerza como hoy, con tareas importantes, incorporando nuevos cuadros y disciplinadas al poder político.” (Entrevista al ministro de Defensa, Agustín Rossi, www.perfil.com. 29/5/20).

El virus de la reconciliación no nos va a atacar porque descubrimos la vacuna en las calles

En el pasado 29 de mayo, en que las organizaciones de izquierda, independientes y los luchadores conmemoramos la gesta juvenil, obrera y popular del Cordobazo del 69, el gobierno conmemoró el Día del Ejército. Lo hace en el ostracismo no sólo por la pandemia, sino porque la “simpatía” hacia esa institución fundamental del aparato estatal nos es ajena. Como le es ajena a una gran mayoría social que no olvida, no perdona, no se reconcilia.

Respetamos las incógnitas que pueda haber en algún sector de trabajadores o de jóvenes que ahora, con el Ejército en tareas comunitarias, piensen: “bueno, algo están haciendo”. Ya vimos y vemos que, junto con distribuir alimentos, su función es controlar, cercar, a los más humildes. Y amedrentar a los que se quieren salir de carril, como los pretenden salir a trabajar en Villa Azul. Siguiendo la fiel tradición de todos los gobiernos burgueses desde el de Ricardo Alfonsín hasta la fecha, su preocupación y obsesión mayúscula, es tratar de “lavarles la cara” en una situación tan dramática como esta, para tener legitimidad de actuar cuando, en lo inmediato o mediato, lo hagan directamente para reprimir a los que luchan, cuando sus amos lo reclamen. Ningún golpe militar lo dieron “por su cuenta”, sin tener el apoyo necesario e imprescindible de toda o una parte importante  del empresariado nacional y extranjero.

Mirá también:  Free Speech Movement: Un movimiento pionero de los sesenta

Siguiendo la saga desde el 83 a la fecha, el gobierno de AF intenta embellecer su imagen con la acción comunitaria, mientras no dice una palabra sobre los crímenes como el del trabajador rural Luis Espinoza y los atropellos denunciados a lo largo y ancho del país por organizaciones barriales y de derechos humanos.

Porque, como intenta justificar su accionar “no represivo” y humano el ministro de Defensa, no es un problema genealógico. No es porque ninguno de los actuales miembros de la oficialidad fueron parte de los genocidas de la última dictadura. Es así, no lo fueron. Con ese argumento etario nos quiere engrupir de que “son distintas”. Son distintas porque viven en otro momento político, pero son iguales y lo seguirán siendo porque son el brazo armado de las instituciones capitalistas para defender no sólo la territorialidad geográfica, sino los intereses de la clase a la que defienden: la burguesía y el imperialismo del que dependemos en nuestro país.

Esta cháchara para intentar engrupirnos no es nueva. Desde “la casa está en orden” de la Semana Santa del 87,  hasta nuestros días, que el actual presidente intentó convencernos de “dar vuelta la página” en el último 24 de Marzo, y ahora el ministro de Defensa enarbolando “Memoria, Verdad y Justicia”, hicieron lo imposible para imprimir en nuestra memoria de que las FFAA han cambiado, son distintas, nunca más van a reprimirnos, matarnos, torturarnos.

La institución FFAA ha recibido cascotazos de todos los colores, pero está inmutable en sus fines estratégicos. Están en los cuarteles para defender la institucionalidad capitalista. Si salen de ellos (aún en tareas humanitarias) es para seguir defendiéndola. Es la cara que ahora le conviene al sistema presentar ante nuestros ojos. Para que suban el rating.

Mirá también:  Sigue la toma de Molinos Minetti: Repercusión en los medios de Córdoba

Salieron en el golpe del 55 a bombardear obreros movilizados en Plaza de Mayo, a reprimir en  los “azos” de la década del 60, a “reventar” a la vanguardia radicalizada de los 70. Salen ahora con su disfraz solidario para regimentar a los pobres en cuarentena, preservándose para apalearlos cuando el poder político se lo solicite. Adaptados a los tiempos políticos que corren. Y al gobierno que corre. Uno ajustador de guante blanco y sonrisa amplia, lleno de gestos y promesas. Un gobierno latinoamericano que no es de la calaña de Bolsonaro, ni de Piñera, ni de otros reaccionarios que pululan hoy.

Nosotros tenemos que hacer el esfuerzo de ver un poco más a fondo, no sólo la superficie de los hechos. Las imágenes pasan y los hechos históricos, categóricos, son los que penetraron en nuestra conciencia a través de generaciones y están presentes. Mal que les pese a los gobernantes de turno, adquirimos la vacuna contra la reconciliación por años de luchas que no dieron tregua a gobiernos, instituciones, traiciones.

Pero sí estamos seguros, de la aa la z, que es un acérrimo defensor de este sistema de desigualdad capitalista y tiene que hacer frente a la pandemia y a la postpandemia. Ni ellos ni nadie sabe a ciencia cierta cuál será la evolución de la situación.

De lo que estamos seguros es que no será un “mar de rosas”. Las crestas de las olas van a llegar muy alto. Ellos harán lo imposible para hundirnos en el océano y que no levantemos cabeza. Nosotros lucharemos con ellas para dar vuelta todo y alcanzar una sociedad sin explotación ni opresión.

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre