córdoba

Continúa el procesamiento de estudiantes por la lucha de 2018

Durante el 2018, con la intención de cumplir las exigencias del acuerdo con el FMI, el gobierno de Mauricio Macri en complicidad con lxs gobernadorxs se preparaba para pasar un presupuesto de ajuste que buscaba recortar los ingresos de todas las instituciones de la esfera pública. Entre estas instituciones se encontraban las ya desfinanciadas universidades públicas que intentaban mantenerse en funcionamiento a pesar de los tarifazos y la subejecución presupuestaria. Frente a este atropello la juventud se puso en pie de lucha y las protestas estudiantiles se extendieron por todo el país, con la toma de más de cincuenta unidades académicas en diferentes universidades nacionales lxs estudiantes intentaron frenar el ajuste de Macri y el FMI.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
¡Ya Basta!-LasRojas UNC


En la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) se llegaron a tomar seis facultades y el Pabellón Argentina, estructura donde funcionan mayoritariamente oficinas administrativas,un importante salón de actos, un bar y unas cuantas aulas pequeñas. Por la ocupación de este último edificio la justicia federal imputó a 27 estudiantes que, según el reciente fallo del juez federal N°3 Miguel Vaca Narvaja, ahora serán procesados por el delito de “usurpación por despojo”. A partir de esto se desprenden dos conclusiones, por un lado el carácter conservador del fallo en tanto hace primar el derecho privado del concesionario del bar interno del pabellón y el derecho de las autoridades universitarias a hacer uso del mismo frente al derecho a la protesta de lxs estudiantes. Por otra parte, se hace evidente que la criminalización de la protesta busca sentar un precedente formal en un intento de aleccionar a aquellxs que se valgan de la acción directa para luchar por sus derechos.

Respecto al fallo, Vaca Narvaja se vale de la cita de Jean Paul Sartre acerca de que “la libertad de uno termina donde comienza la de los demás” para señalar cierta desproporción o exceso por parte de lxs estudiantes que impidió a las autoridades universitarias el uso del edificio. Al parecer, al citar esta “desproporción”, el juez cree erróneamente que las autoridades de la UNC y sus estudiantes están en una igualdad de condiciones para hacer valer sus intereses, por no decir que ignora descaradamente el continuo atropello que el estudiantado debe soportar por parte de la gestión universitaria, atropello que va desde aspectos tan elementales como la falta de agua potable en pabellones o la ausencia de mantenimiento estructural de los edificios hasta ámbitos de suma importancia como lo son el desfinanciamiento de programas contra la violencia de género o el recorte de títulos y vaciamiento de cátedras.
A su vez, Vaca Narvaja señala que la medida de fuerza continuo una vez  que el conflicto ya había sido esencialmente “resuelto” cuando el claustro docente consiguió un aumento salarial y que los estudiantes tenían reivindicaciones que evidentemente excedían las posibilidades que las autoridades universitarias tenían de satisfacerlos. Este es un planteo incorrecto en tanto las reivindicaciones del claustro estudiantil no se agotaban en el aumento salarial de lxs docentes universitarios sino que iba más allá, lxs estudiantes cuestionaban el manejo discrecional del presupuesto universitario y exigian un aumento del mismo, durante 2018 estaba en manos del rector de la UNC y presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) Hugo Juri la negociación con el ejecutivo nacional por el presupuesto para la educación superior por lo que es falso argumentar que las reivindicaciones de los estudiantes escapaban a las posibilidades de las autoridades universitarias.
Por otra parte, el juez puso en cuestión la representatividad de la asamblea interfacultades y preguntó acerca del porqué se “impidió” que agrupaciones estudiantiles como Franja Morada, La Bisagra, La Mella, Movimiento Nacional Reformista y Sur participaran de las instancias de diálogo con las autoridades universitarias. Aquí se ve claramente que Vaca Narvaja desconoce todo el proceso de organización desde las bases que se generó de manera independiente a estas variantes de la burocracia estudiantil, desconoce la existencia de asambleas masivas donde estas agrupaciones burocráticas se vieron desbordadas por un activismo que no se dejó engañar por maniobras y denunció la complicidad de las mismas con las autoridades universitarias. La ausencia de la burocracia estudiantil en las instancias de diálogo fue por responsabilidad de ellas mismas en tanto rompieron con la asamblea interfacultades y se encargaron de boicotear el proceso de lucha llegando incluso a organizar agresiones patoteriles y campañas de calumnias.

Mirá también:  Rebelión educativa | HISTÓRICA ASAMBLEA EN EL ISFD N°41

En este sistema capitalista que reduce cada vez más las posibilidades de la juventud, donde el trabajo ultra precario e informal es lo único que se nos ofrece y el riesgo de quedar desempleadx es constante, donde lxs pibes de barrios empobrecidos son asesinados por las fuerzas represivas, donde el desfinanciamiento de la educación pública atenta permanentemente contra la calidad de nuestros estudios y la ausencia de aborto legal en el hospital no nos permite decidir sobre nuestros cuerpos desde el ¡Ya Basta! corriente estudiantil del Nuevo MAS llamamos a organizarse en contra de este sistema opresivo y explotador, a no dejarnos amedrentar por la justicia burguesa y patriarcal que busca criminalizar a quienes luchan por sus derechos .

¡Vamos por mas presupuesto para la universidad pública!¡No a la criminalización de la protesta!¡Luchemos por el desprocesamiento de lxs 27 compañerxs! Ni Macri ni los Fernández van a romper con el FMI ¡No son alternativa para lxs jovenxs!¡Vamos con Manuela Castañeira por un gobierno que ponga por delante los derechos de lxs trabajadorxs, las mujeres y la juventud!

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre