Córdoba: los choferes frenaron el ajuste de Llaryora y los empresarios

Arrancaron un acuerdo luego de 21 días de paro y movilización que hizo retroceder al intendente y a la patronal, que pretendían avasallar el convenio con una ordenanza autoritaria.

Eduardo Mulhall
Dirigente del Nuevo MAS Córdoba. Referente obrero.


Una lucha que comenzó ante el atraso por segundo mes consecutivo del pago de sus salarios, bronca que se transformó en desborde y se concretó con una gran asamblea autoconvocada de los trabajadores de ERSA y AUCOR en punta de línea, y ante la pasividad de la conducción de UTA, echándolos de la asamblea, votando el paro y la exigencia de extenderlo a todas las líneas.

No fue un paro más, fueron movilizaciones y medidas todos los días en la calle, desafiando el aparato represivo desplegado por la policía de Schiaretti, inclusive pagando esta lucha con compañeros detenidos.

Llaryora quiso ajustar a los choferes

Luego que Llaryora lograra desmovilizar a los municipales entregando algunas concesiones pero manteniendo el recorte de los salarios, el intendente se calzó nuevamente el traje de ajustador serial y pretendió ir por el convenio de la UTA. Por lo cual metió una ordenanza arbitraria, que le permite hacer y deshacer lo que quiera en el sistema de transporte, con el único objetivo de reducir frecuencias y recorridos, con la consabida repercusión en los puestos de trabajo o reducción de la jornada con menores salarios; su propuesta era clara: reducir al 88% los salarios de las y los choferes.

Esta ofensiva del Ejecutivo profundizó y unificó al conjunto del gremio, desde los autoconvocados (que son la amplia mayoría), las agrupaciones internas y en un sentido también hasta la propia burocracia, ya que el ataque de Llaryora y la patronal, ante la bronca de las bases, los dejó sin margen para negociar.

La calle y la movilización pararon el ataque

A partir de este momento se sucedieron numerosas movilizaciones al centro de la ciudad, al palacio municipal, cortes de la Av. Circunvalación, puentes. Medidas que acompañamos desde la Corriente Sindical 18 de Diciembre.

Mirá también:  Córdoba: docentes marcharon por la apertura de actos públicos

Llaryora quería ir por más, quería reventar el convenio de la UTA, abrir el camino a los despidos y la reducción salarial. Pero la necesidad del transporte en una ciudad donde están totalmente flexibilizadas las actividades tanto comerciales como las industrias, y la fortaleza del paro, ponía de manifiesto la crisis del transporte público de Córdoba y por ende, la de la propia intendencia del PJ. Es así que los choferes lograron un acuerdo.

Consiste básicamente en cobrar los salarios adeudados y el aguinaldo completo, si bien este último en tres cuotas. A su vez, impidieron que les tocaran el convenio como proponían, con la rebaja salarial y la reducción de días laborales. Si bien mucho queda atado a la recepción de los subsidios, al tiempo que las empresas podrían adelantar parte de las licencias por vacaciones, lo importante es que los choferes ganaron, no habrá despidos e hicieron retroceder a Llaryora.

Los choferes salen fortalecidos

Cómo se mide quién ganó. Una pregunta que hay muchas maneras de responderla. Es cierto que la dirección del sindicato se movió como siempre, firmando un acta a espalda de los trabajadores, luego de que éstos fueran protagonistas, pero no es menos cierto que el conjunto de las y los choferes ganaron. No hay que olvidar que vienen hace cuatro años de una huelga donde echaron a lo mejor del activismo, donde la UTA y la CGT los entregaron. Pero se demostró una vez más que las tradiciones y la disposición a la lucha siguen intactas, y así lo expresa un referente de los autoconvocados:

“Salimos de este conflicto con fuerza, unidos, estamos para más, es que perdimos el miedo, levantamos en coraje y fuimos a la lucha; es real, sentimos que ganamos”; pocas palabras para decir quién se fortaleció.

Mirá también:  21F en Córdoba

Y no pasó un día para demostrar esta situación que, ante el incumplimiento del acta por parte de ERSA y AUCOR, pararon en forma contundente y apareció la plata; así, organizados y unidos hicieron respetar el acuerdo.

Desde el Nuevo MAS decimos que los choferes son un ejemplo, porque con la lucha en la calle y la confianza en sus propias fuerzas, defendieron su convenio, su salario y su aguinaldo, pero también ganaron en organización para seguir defendiendo sus derechos.

¡Viva la lucha de los choferes!

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Lectura recomendada

Deutscherismo y estalinismo

“Para que el concepto de la personalidad adquiera un sentido real y el desdeñoso concepto de las ‘masas’ deje de ser una antítesis que se alza ante la idea filosófica privilegiada de la ‘personalidad’, es necesario que las propias masas conquisten por sí mismas una etapa históricamente más elevada por medio de la palanca de la revolución o, mejor dicho, de una serie de revoluciones” (León Trotsky, Mi vida). El 80° aniversario del asesinato de León Trotsky es una oportunidad para volver sobre su vida y su obra, así como sobre el balance de la c...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre