Fuera Porta

Córdoba: Fallo en defensa de la contaminación

La justicia le da la derecha a Porta Hnos, a pesar de que confirma su ilegalidad. Finalmente, el 23 de diciembre, se dio a conocer el fallo luego de tres años de espera y ocho años de lucha exigiendo el cese de las actividades de la planta de Porta HNOS.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Nati GR


El amparo presentado por lxs vecinxs exigía la clausura y cierre definitivo de la planta de manera inmediata, porque no posee habilitación legal, y no cumple con los procedimientos administrativos establecidos por las leyes ambientales vigentes.

La respuesta del juez que lleva la causa contra Porta Hugo Vaca Narvaja al amparo presentado por los vecinos del Barrio San Antonio privilegia los intereses de la empresa, en vez de responder a los intereses de la gente. A pesar de ver a lxs activistas acampando por varios días en la puerta de Tribunales Federales bajo la lluvia, lo dilató hasta dos días antes de navidad.

En el fallo el juez confirmó que la empresa nunca presentó la Evaluación de Impacto Ambiental correspondiente, ni obtuvo Licencia Ambiental. El secretario de Ambiente Javier Britch, manteniendo su constante inoperancia desde que asumió en ese cargo, alegó que la ley provincial que regula la instalación de nuevos proyectos es posterior a la instalación de la planta[1].

Sin embargo, en el fallo el juez señala que, a pesar de ello, la Ley Nacional General de Ambiente sí estaba vigente, y exige la elaboración de este estudio para emprendimientos de la envergadura de Porta. La empresa jamás lo presentó y, ni la Secretaría de Ambiente ni otro organismo del estado lo solicitaron ni tomaron medidas al respecto. Queda en evidencia que la empresa está funcionando en completa ilegalidad en lo que respecta a varias leyes ambientales, y con la complicidad del estado.

Los problemas ambientales que trajo la ampliación de la planta son confirmados en el fallo por el juez. Pero la respuesta es incongruente: se resuelve darle 90 días a la empresa para que presente la evaluación de impacto, pero no intima al cese de la producción de la empresa, ni siquiera de manera precautoria hasta que se presenten y, eventualmente, se aprueben los estudios ambientales.

Mirá también:  Ahora: ¡Los trabajadores tomaron el Molino Minetti!

La población lindante no solo padece los efectos de la contaminación: olores, ruidos, enfermedades y riesgos que genera la planta. Sin embargo, el fallo se reduce a verificar las autorizaciones para el funcionamiento de la planta, pero no toma en cuenta la contaminación ambiental que viene generando la empresa en el barrio desde su instalación como determinante para exigir el cese de la contaminación. Esto deja en evidencia el poco interés de la justicia de defender las condiciones básicas de calidad ambiental de cualquier comunidad. Por lo visto, el conflicto, para la justicia, se resuelve de manera administrativa, y la salud es algo secundario.

Por su parte, la Secretaría de Ambiente de la Provincia es un aparato que se encarga de aprobar todos y cada uno de los proyectos que se presentan. Es el organismo destinado a burocratizar las luchas ambientales, y actúa en total  connivencia con la patronal. Dejando en evidencia que el interés en defender la calidad ambiental es nula. Y la justicia, como no puede ser de otra manera, no se queda atrás, y termina siempre dándole la derecha al aparato de “embellecimiento ecológico” del estado en lo que respecta a las cuestiones ambientales.

Vamos a seguir exigiendo la erradicación de la planta ilegal y contaminante de Porta sin afectar los puestos de trabajo.

Exigimos, también, la remediación ambiental generada por tantos años de irregularidades, y la reparación para sus víctimas.

 

[1]Si bien la Ley Provincial de Ambiente 10.208 que exige la elaboración y aprobación de un Estudio de Impacto Ambiental para los proyectos de la envergadura de Porta es posterior a la instalación de la fábrica en el barrio San Antonio, la ampliación de la planta e inicio de producción de bioetanol son posteriores a la aprobación de esta ley (la planta aumentó su producción de alcohol etílico de 300.000 litros mensual a 3.000.000 de litros, a la vez que se procesan unas 250 toneladas de maíz diarios).

Mirá también:  Córdoba | Liliana Olivero y el FIT mienten para ocultar su política divisionista

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre