La fuerza de la movilización suspendió el poder efectivo del gobierno.

La rebelión chilena se está anotando triunfos. Hacerse dueños de la calle, suspender en el aire el poder del Estado, derrotar a las fuerzas represivas no son cosas que sucedan todos los días. No pasaba nada así en muchas décadas. «He pedido a todos los ministros poner su cargos a disposición para poder estructurar un nuevo gabinete para poder enfrentar estas nuevas demandas y hacernos cargo de los nuevos tiempos» sostuvo Piñera hoy.

A su vez, dijo que levantará el estado de emergencia: «si las circunstancias lo permiten, es mi intención levantar todos los estados de emergencia a partir de las 24 horas de este domingo».

Minutos antes, el ejército había levantado el toque de queda en Santiago y Valparaíso. Lo anunció a través de un comunicado diciendo que la región Metropolitana había alcanzado una situación de “normalidad”. ¡Cómo si alguien se lo pudiera creer! Piñera, el Ejército y Carabineros fueron derrotados en la calle. La movilización de más de un millón de personas del día de ayer le propinó una contundente derrota al estado pos pinochetista chileno.

Los represores y ajustadores chilenos vienen de una tradición de décadas de impunidad. Sin derrotas significativas, nada había torcido la herencia de Pinochet en la que las fuerzas armadas defendían con descaro al ínfimo porcentaje de la población que se había beneficiado del “milagro” económico.

El gobierno pone al descubierto que el pueblo se le impuso, que por breves momentos le quitó el poder efectivo de las manos. No hay que bajar la guardia, pero la rebelión chilena ya es histórica: nada podrá ser como fue. La ola de rebeliones populares se anota un enorme triunfo y parece que seguirá en ascenso.

Mirá también:  Chile: una rebelión “tardía” que se está cobrando su deuda pendiente

La crisis no ha terminado y Piñera sigue en el gobierno. Aunque renuncien sus ministros, si no se va él mismo la movilización no termina de hacerse dueña de la situación. A eso hay que apuntar. La rebelión demuestra que puede torcer la historia y terminar de una vez por todas con la herencia de Pinochet.

¡Fuera Piñera!

¡Abajo la Constitución pinochetista!

¡Asamblea Constituyente para que el pueblo decida los destinos del país!

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Después de la hibernación

Traducción de Viento Sur La crisis de la covid es una gigantesca deflagración cuyos efectos serán duraderos. Por ello, todo el mundo comprende ahora que no habrá vuelta a la normalidad. Se podría sacar la conclusión optimista de que la crisis marcará el comienzo de días mejores. Pero un punto de vista más realista es que el capitalismo, como sistema, resistirá e incluso buscará aprovechar la crisis para reforzar su supremacía. Aguardando el año pasado Tal podría haber sido el título de esta contribución, en homenaje a Philip K. Dick (192...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

2 COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre