Este martes se cumplen doce años del segundo secuestro y desaparición de Jorge Julio López, testigo en el juicio al genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz. Como cada 18 de septiembre, las organizaciones de la región nucleadas en la Multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada se movilizan para exigir juicio y castigo a los responsables materiales y políticos de su desaparición. La nueva marcha está convocada para las 18 hs en plaza Moreno y finalizará en la gobernación bonaerense.

Desde el Nuevo MAS, partido que históricamente convoca a la marcha, su dirigente regional Eric “Tano” Simonetti, señaló: “Llevamos doce años de impunidad en los que no se movió un dedo para que aparezca el compañero ni para esclarecer lo que pasó. Y esa impunidad se redobló desde que asumió el gobierno reaccionario de Macri, con sus planteos negacionistas del genocidio, su intento de liberar represores mediante el llamado “2×1”, que afortunadamente fue derrotado por una movilización de medio millón de personas, el asesinato por parte de las fuerzas represivas de luchadores como Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, así como los crímenes sociales causados por el brutal ajuste, como el que acabó con la vida de los docentes Sandra y Rubén.”

Simonetti puntualizó que “esta nueva marcha nos encuentra más firmes que nunca, fortaleciendo día a día la lucha para derrotar a este gobierno neoliberal, que junto a Trump y el FMI está intentando arrasar con las conquistas y derechos de los trabajadores, los estudiantes y las mujeres, para descargar sobre las espaldas de los de abajo todo el peso de la crisis, mientras los grandes empresarios siguen amasando fortunas. En ese sentido, queremos destacar el ejemplo que vienen dando los trabajadores del Astillero Río Santiago, que se enfrentaron cuerpo a cuerpo en las calles con las fuerzas policiales, haciéndolas retroceder, y que tomaron la fábrica en defensa de los puestos de trabajo, no sólo suyos sino del conjunto de la clase trabajadora. Por eso decimos que el Astillero marca el camino a seguir por todos los sectores que queremos derrotar a este gobierno ajustador.”

El dirigente de izquierda destacó además el rol que viene jugando el movimiento estudiantil en la región y en todo el país: “En las últimas semanas los estudiantes están poniendo en marcha una rebelión estudiantil. En la UNLP llegó a haber seis facultades tomadas, con gran participación, hay asambleas masivas en la mayoría de las facultades, clases públicas con cortes de calles cada vez con mayor frecuencia y movilizaciones junto a otros sectores, como se expresó en la bajada de la Autopista el miércoles pasado, cuando los estudiantes de las tomas confluyeron con los trabajadores del Astillero. Después los obreros tomaron la planta y lógicamente los estudiantes se acercaron a bancarlos. ¡Un verdadero ejemplo de unidad obrero-estudiantil contra el ajuste!

Para finalizar, Simonetti remarcó que “cada día que pasa va quedando más claro que Macri no se aguanta más y que cada vez más sectores del pueblo trabajador están rebelándose contra las políticas del gobierno y sus cómplices, repudiando masivamente los ataques fascistas contra los docentes de Moreno y otras localidades. En ese sentido planteamos que sólo el camino de la lucha y de la independencia política de los trabajadores nos va a permitir hacer justicia por López, Maldonado, Rafa, Sandra, Rubén, los 30.000 y todos los caídos por luchar. Junto al Astillero y los estudiantes marchemos para derrotar al gobierno de Macri y paralicemos el país la semana que viene, haciendo activo el gran paro nacional, en el camino de una nueva rebelión de los de abajo que imponga una Asamblea Constituyente para refundar la Argentina. Los invitamos a marchar junto al Nuevo MAS para hacer valer esta perspectiva.”

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre