Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

 

El martes 12 se realizó una de las asambleas más importantes de los últimos años en FATE. Con la presencia del turno tarde sobre el portón de la fábrica y el turno saliente del lado de afuera se juntaron cerca de 1000 trabajadores. No es para menos: están en juego los puestos de trabajo de 437 trabajadores, un turno entero, y junto con esto las condiciones de trabajo. Madanes, como viene advirtiendo la Lista Marrón, quiere ir por todo.

Luego de la asamblea por votación mayoritaria se movilizaron unos 300 trabajadores y cortaron el acceso Tigre de manera total por una hora. La contundencia del corte y la asamblea muestran enormes reservas entre los trabajadores y dan cuenta de una tradición de lucha que son claves para derrotar los planes de la patronal.

 

Madanes busca liquidar al activismo y el convenio

Como hemos explicado en otras oportunidades,Madanes no tiene crisis. Muy por el contrario, en los últimos seis meses obtuvo 3.000 millones de pesos de ganancias sólo por ALUAR.

Efectivamente la política de retenciones a las exportaciones que aplica el gobierno de Macri ha afectado el margen de ganancias del mil millonario Madanes. Por eso busca también la disminución de las retenciones, entre otros reclamos, al gobierno.

Pero si no tiene crisis… ¿porqué pidió el Preventivo de Crisis? Es obvio que busca montarse en la situación crítica generalizada de la industria y el aval que del gobierno para atacar las condiciones laborales, condiciones que de por sí destruyen el cuerpo de los trabajadores e incluso los llevan a la muerte, como ocurrió hace dos semanas con Daniel Fernández, quien sufrió un paro cardíaco por las altas temperaturas en la fábrica.

Pero junto con esto hay un tema central para la patronal: sacarse de encima al activismo que echó a patadas a la seccional pro patronal de FATE en el 2007 y que abrió paso a la recuperación del sindicato que estaba en  manos de la burocracia. Sean de la Lista Marrón, Negra, Roja, Granate o sin color, Madanes tiene un objetivo evidente: volver a tener una seccional y un sindicato pro-patronal, como era la Bordó y la Violeta. Para eso debe asestar una derrota profunda a la fábrica y sobre todo al activismo.

Por lo tanto estamos ante un conflicto eminentemente político, que no se reduce a un intento por recuperar terreno y plata por la vía de aumentar la explotación. Desde ya que, al igual que cualquier capitalista, Madanes quiere exprimir más a los trabajadores.

Pero para lograr una modificación de las magnitudes que pretende debe llevarse puesta a una de las experiencias más importantes del movimiento obrero de la actualidad que se concentra en FATE. Esta es la búsqueda estratégica de la empresa. Quien no quiera verlo niega la realidad.

 

El PPC: un aval de Macri para el ataque

El otorgamiento del Preventivo de Crisis de la Secretaría de Trabajo es un claro mensaje político de apoyo a FATE en su intento de aplastar a los trabajadores. Esto independientemente de que, según la reglamentación, ninguna modificación puede ser realizada sin el consentimiento de ambas partes. Este procedimiento se extiende a lo largo de 10 días hábiles tras lo cual, si no hay acuerdo, las partes quedan libradas a sus fuerzas.La cuenta regresiva está en marcha.

Mirá también:  Los obreros del FATE junto a los despedidos de Pilkington

Es por este motivo que, como ha expresado la Lista Marrón, los trabajadores deben prepararse para la “guerra”. Dejar las especulaciones de lado y asumir que el conflicto que está por delante es inevitable. Madanes no va ceder a cambio de pequeñas concesiones. En FATE se juegan no sólo 400 puestos de trabajo y el convenio, sino también la supervivencia del Sindicato independiente de la patronal y del gobierno.

 

Prepararse para la guerra

La conducción del Sindicato (Lista Negra) orienta en este momento su pelea principalmente hacia la “batalla” de argumentos con la patronal. Para poner sólo un ejemplo citemos el último volante en el que convocaban a la última asamblea,donde en ningún momento dice cómo actuarán si hay despidos u otro ataque.

“Es un hecho objetivo que, aún usando sus términos (de la empresa) ´Productividad` y `Eficacia`, la historia indica, y es el ABC de la economía, que su mejora se logra fundamentalmente con una inversión en tecnología, incorporando equipos(…) toda medida de cambio basada en explotar más a los trabajadores (sin inversión en maquinaria), no sólo traerá más accidentes sino que a la vez tendría el vuelo de un perdiz, en un cortísimo tiempo ese problema de ‘competitividad’ que dice tener aparecería constantemente (…) Comprendiendo que el dinero que el Estado administra sale de nosotros, los trabajadores, deberían ser otorgadas esas ´concesiones económicas´ (se refiere a quita de retenciones y otras que exige la patronal al gobierno) a cambio de ´un compromiso de modernización de equipos` que garantice los puestos de trabajo. En estas condiciones por supuesto los trabajadores aportaríamos nuestra buena disposición para capacitarnos y reorganizar los nuevos procesos de trabajo.”

Parecen olvidar que Madanes no se hizo multimillonario debatiendo sobre “eficiencia y productividad” con los trabajadores, sino explotándolos con las mismas máquinas de hace 20, 30 y hasta 40 años y negociando con la dictadura, con Menem, con Kirchner y ahora con Macri. Ese es el verdadero “ABC de la economía” de Madanes. Máxima explotación, mínima inversión, y como consecuencia más muertes y más accidentes.

En la asamblea esta orientación “economicista” de la conducción se combinó finalmente con la iniciativa del corte del acceso Tigre, del cual fuimos parte y consideramos muy progresivo.El corte no sólo fue exitoso sino que moralizó a los compañeros que vuelven a subirse a la autopista luego de muchos años e inyecta un clima de lucha más a tono con los desafíos que hay por delante.

Los trabajadores del Neumático se encuentran a las puertas de una pelea estratégica en un marco muy difícil, de un ataque brutal del gobierno y las patronales. Es necesario que el sindicato y las listas independientes se preparen para la “guerra”, para un conflicto de envergadura, que no es sólo contra los trabajadores de FATE, sino de todo el gremio.

Mirá también:  Reunión de la Mesa del Sindicalismo Combativo

 

 

Reuniones abiertas a todos los activistas

 

La patronal de FATE no es cualquier patronal.Es una de las patronales más orgánicas del capitalismo argentino. Javier Madanes Quintanilla es el jefe de un grupo familiar que acumula experiencia en luchas contra los trabajadores hace cuatro décadas.

La modalidad de la última asamblea con los compañeros adentro de planta (cuando suelen hacerse en el salón del sindicato) responde a evitar un lockout y nos parece correcto. Es sabido que FATE acostumbra a realizar estas maniobras: cierra la fábrica, saca los micros y deja a todos los compañeros afuera.

El lock out,lejos de ser una medida que “muestra la debilidad dela empresa” (como dijo la Lista Negra en el último caso),es una medida muy ofensiva contra los trabajadores y difícil de contrarrestar.

Desde el conflicto del 91 en que FATE  hizo un lock out durante 47 días, y al que se respondió con un bloqueo de todas las entradas hasta el desalojo policial,pasando por los 5 días del lockout del 2008 después de la traición de Waseijko que levantó el paro inconsultamente entregando a los despedidos. O el último como respuesta al paro ante el  accidente que casi le cuesta la vida a Javier Bertolotti. El cierre de fábrica ha resultado históricamente una herramienta muy efectiva a la patronal.

Es de público conocimiento que el primer punto del programa del Plenario del Sindicalismo Combativo, que encabeza el SUTNA, plantea el “paro y la ocupación de toda fábrica que cierre o despida”.Las situaciones que puedan plantearse en un conflicto son infinitas, pero lo que es seguro es que hay que preparase para un conflicto duro.

Por eso la Lista Marrón viene reclamando una reunión abierta a todas las listas, los activistas de todos los colores o sin color, junto con la directiva, la ejecutiva y el cuerpo de delegados de la fábrica para empezar a preparar la lucha.

La directiva, la ejecutiva, los delegados de la Negra y algunos de sus activistas afines se reunieron en los últimos días, y tienen todo el derecho de hacerlo.  Pero como conducción del gremio tienen la obligación de unificar a todos los luchadores más allá del color y las diferencias.

No pueden tratar a las listas independientes y antiburocráticascomo si fuésemos enemigos. Eso divide y debilita la pelea, cuando lo que necesitamos es unirnos para preparar la lucha que se viene. Llamamos a los compañeros a que convoquen a una reunión de estas características.

Se pone a la orden del día la preparación de las medidas más drásticas y el primer paso es hacer reuniones abiertas de activistas, cuerpo de delegados,la seccionalSan Fernando y el gremio. Así como el paro de todo el Sindicato y la movilización ante el primer ataque. Este es el único lenguaje que comprenden los patrones. Confiamos que los trabajadores le darán una lección histórica a Madanes Quintanilla.

 

J.C

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre