Chubut | El dueño de Panaderías Dorita agredió con arma de fuego a las trabajadoras en lucha

Las trabajadoras de Dorita fueron agredidas con arma de fuego y gas pimienta por el dueño de la cadena de panaderías, con el aval de la Policía, mientras se encontraban movilizando en la sucursal del centro.



Corresponsal – Chubut

Las trabajadoras de las Panaderías Dorita de Rawson se encuentran de paro a causa de la precarización laboral que sufren, la falta de aportes y obre social, por los sueldos congelados desde hace años y el acoso sexual que han sufrido varias compañeras en las cuatro sucursales de esta cadena local. Si el conjunto de la clase obrera está pagando la crisis con ajustes, despidos, salarios de miseria y una flexibilización brutal, las mujeres además padecen el doble flagelo que implica los abusos por parte de jefes, patrones y capataces.

El miércoles pasado, un trabajador que se había acercado a solidarizarse con esta lucha terminó hospitalizado con una contusión cerebral y fractura de cráneo, resultado de la violenta represión policial sufrida. En el mediodía de hoy, mientras las compañeras se encontraban manifestándose en la sucursal del centro, apareció el dueño de los comercios, Marcos Gatoni, pistola en mano y tirando tiros al aire y rociando con gas pimienta a las manifestantes desde el interior del negocio. La Policía, que custodiaba la movilización, no intervino en este ataque directo del patrón a las compañeras, avalando la violencia perpetrada hacia las panaderas en lucha por parte del dueño de la empresa.

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre