Covid-19 en latinoamérica

Chile: Piñera, la pandemia y el giro represivo

Chile presentó 2.222 casos nuevos en las últimas 24 horas. Con esto la cifra total de personas que han sido diagnosticadas con coronavirus en Chile alcanza los 453.868 (desde marzo).

MG

Hace unos pocos días el Presidente Sebastián Piñera anunciaba -en el edificio corporativo del metro de Santiago- con bombos y platillos ante las cámaras de televisión la reapertura de las estaciones del metro (subte) de la capital, que fueron destruidas durante el estallido social de octubre del año pasado.

La reconstrucción total tuvo un costo de US$ 250 millones, y Piñera la presentó como un gran logro de su gestión y del esfuerzo del Estado y las y los trabajadores. Mientras hacia este anuncio grupos de trabajadores del metro y sus dirigentes sindicales se manifestaban afuera del edificio, denunciando que no se les dejaba ingresar al recinto. Una restricción que no había ocurrido ni siquiera durante la dictadura pinochetista.

El dirigente sindical Eric Campos denunció que fueron despedidos 1500 trabajadores (subcontratados), entre los que se encuentran personal de seguridad y alrededor de 600 operarias de limpieza, lo que tiene como consecuencia una mayor inseguridad (y además el peligro del covid 19) para quienes utilizan este importante medio de transporte.

Asimismo, Campos acusó al gobierno de paliar el déficit económico que sufre la empresa -luego del estallido social y de la pandemia- a costa de ajustar a los trabajadores con los despidos y baja de salarios.Asimismo, el dirigente sindical destacó que la empresa no tiene la voluntad de dialogar con el sindicato y que todas las medidas que ha tomado la dirección del metro se ha hecho a espaldas de las y los trabajadores.

Este incidente que podríamos considerar menor, en comparación a otros hechos ocurridos en Chile en las últimas semanas, es muy revelador de como Piñera y la derecha administran el país, en este momento tan delicado e inestable de la pandemia del COVID-19, y que genera tanta incertidumbre en la población: La leve caída reciente que experimentaron los casos de muertes y contagiados por coronavirus, hizo que el gobierno iniciara la reapertura de la economía, y muchas ciudades y comunas salieron del confinamiento.

Basta salir por algunas calles de Santiago para observar que la vida se asume como normal y un hormigueo incesante de personas circula por la ciudad. A su vez, el ministro de educación insiste majaderamente por otra parte, para que los niños y niñas regresen a las aulas, ante la resistencia del gremio docente que tiene consciencia de que es un peligro que estudiantes se contagien en la escuela, con el consiguiente peligro para la salud de ellos. Además, como se sabe, éstos llevarán el virus a sus casas contagiando al resto de su familia, sobre todo a grupos de riesgo como personas de la tercera edad y con enfermedades de base, produciéndose un rebrote, tal como ha ocurrido en otros países que regresaron anticipadamente a clases presenciales (Alemania, China, Corea del Sur, Francia, entre otros)[1].

Esta política sanitaria criminal del gobierno que nos augura un rebrote en las próximas semanas o meses, como ya ocurre en el sur del país donde han aumentado preocupantemente los casos. Consideremos que Chile fue inicialmente ponderado por muchos medios de comunicación del mundo por el supuestamente buen manejo de la pandemia, aunque (ojo) en comparación con sus vecinos de la región, especialmente con respecto a  Brasil y Perú. Lo que le permitió a Piñera recuperar algunos puntosen su alicaído nivel de aprobación ante la población.[2]

Mirá también:  718 casos nuevos de Covid-19

Chile presentó 2.222 casos nuevos en las últimas 24 horas y aunque se superaron nuevamente los dos mil contagios diarios, la autoridad sanitaria indicó que la variación de nuevos casos confirmados disminuyo a nivel nacional. Con esto la cifra total de personas que han sido diagnosticadas con coronavirus en Chile alcanza los 453.868 (desde marzo). En relación a los decesos, 58 personas fallecieron en las últimas 24 horas por causas asociadas al COVID 19. El número total de fallecidos oficialmente asciende a 12.527.[3] (Superando las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud –OMS- que había pronosticado que las muertes por coronavirus al término de la pandemia en Chile seria de 11.000aproximadamente).[4]

Chile ocupa el 7º lugar mundial en mortalidad relativa y tiene una de las tasas más altas del mundo de infecciones per cápita. En ese sentido, parte de la oposición, específicamente la izquierda reformista (Frente Amplio, Partido Comunista, etc.) presentaron una acusación constitucional en la cámara de diputados contra del ex ministro de salud Jaime Mañalich (a quien Piñera le pidió la renuncia hace tres meses) por su desempeño en el manejo de la pandemia. Se le acusa de infringir la Constitución“al haber colocado en riesgo la vida y la salud de la población”y “del ocultamiento de datos y faltas a la probidad administrativa” (Recordemos que los más de 3.000 de muertes asociadas a COVID 19 que están bajo la alfombra provienen de cuando Mañalich dirigía el MINSAL).[5]

El Partido Socialista y la Democracia Cristiana se restaron de apoyar esta acusación constitucional ya que consideran que “no es el momento” para hacerlo ya que el país aún sufre la pandemia. Aunque, muchos parlamentarios de estos partidos políticos reconocen que hay elementos suficientes para acusar a Mañalich por las políticas públicas mal implementadas que han tenido como consecuencia más de 16.000 personas muertas entre casos confirmados y probables.[6]En relación a la acusación contra Mañalich, “la izquierda” no ha logrado sumar a otros sectores políticos demostrando debilidad política y los límites del reformismo, ya que tampoco han convocado a manifestaciones o movilizaciones de la ciudadanía para lograr el objetivo de que Mañalich responda por su gestión y demuestran una confianza desmedida en la acción parlamentaria e institucional.

En el plano político, la pandemia le ha permitido a Piñera no solo la sobrevida de su gobierno y la desmovilización de las protestas sociales masivas que iban adquiriendo elementos de progresiva radicalidad. La irrupción de la pandemia en el país a partir de fines de marzo le permitió al gobierno aumentar el control social y la represión policial.El 18 de marzo se decretó el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe (EECC),lo que implica un toque de queda con el objetivo de disminuir los contactos sociales, y restringir la circulación de las personas.

Se busca asimismo con la excusa de la pandemia aumentar el control social especialmente para evitar protestas en barrios más combativos de la capital (aunque los ha habido, son expresiones menores). Las sanciones más duras por incumplir el toque de queda van de 541días de cárcel efectiva hasta los 3 años, y multas de hasta 10 millones de pesos chilenos (equivalente a unos 12.600dólares).[7]

Mirá también:  Despiden a a una delegada del centro médico El Talar después de contraer coronavirus en el trabajo

El EECCya fue renovado por 90 días (vencía justo en el día de hoy en que comienza la propaganda electoral de cara al Plebiscito Constituyente). El poder ejecutivo anuncio hace algunos días que extendería el EECC días por 90 días más (hasta fines de diciembre), esto implica que tanto la conmemoración del primer aniversario del 18 de octubre y el plebiscito estarán bajo esta medida decretada por la pandemia del coronavirus.[8]

Piñera ha demostradouna gran habilidad para aprovechar políticamente la pandemia. Esto se expresa por ejemplo, en el cambio de gabinete ministerial de hace un par de meses, en que el gobiernose sacó la careta de la derecha liberal y  convocó a algunos experimentados y viejos políticos de la derecha conservadora y reaccionaria ligados al pinochetismo. Esta situación marca un giro reaccionario y represivo del gobierno que ha tenido como expresión una dura  represión de carabineros a toda manifestación política o social aunque sean pequeñas en estos momentos,utilizando como justificación razones sanitarias, el distanciamiento social, evitar cortes de calle o interrupciones del tránsito.

Carabineros detiene incluso a personas que no están involucradas directamente en las manifestacionesy por el sólo hechos de encontrarse en las cercanías donde se desarrollan éstas (como observadores),atribuyéndolesque portaban pancartas o que agredieron a la policía tirando piedras. El dispositivo represivo está ampliamente desplegado para el disciplinamiento y control social.

La derecha pone mano dura para evitar un eventual rebrote de un nuevo estallido social. Las fuerzas policiales han copado permanentemente la Plaza Dignidad para evitar que este emblemático espacio sea nuevamente ocupado por el pueblo. En este contexto político complejo nos encontramos a un mes del plebiscito Constituyente.


 

[1]Ver: https://www.eldinamo.cl/educacion/2020/07/11/coronavirus-regresos-a-clases-truncados-por-rebrotes-de-coronavirus/

[2]Paradojalmente estos mismos periódicos, diarios y publicaciones del mundo han ido cambiando de opinión a una más negativa y sombría sobre los efectos de la pandemia en Chile. Ver: https://www.latercera.com/mundo/noticia/la-evolucion-en-la-mirada-del-mundo-al-manejo-de-la-pandemia-en-chile/M7HFUPX4N5DGNNJSXXJKMDLOBU/

[3]Ver: https://www.24horas.cl/data/como-evoluciona-el-coronavirus-en-chile-revisa-la-curva-de-casos-4044978

[4]Persiste en las estadísticas el faltante de más de 3.000 casos de muertes sospechadas de covid 19 que el Ministerio de Salud no ha incorporado a esta cifra oficial, lo que elevaría la cantidad de muertes a más de 16.000. Es una de las diferencias de criterio que mantiene el Ministerio de Salud de Chile (MINSAL) con la OMS.

[5] https://www.latercera.com/politica/noticia/con-firmas-del-pc-frente-amplio-pr-y-ppd-presentan-acusacion-constitucional-contra-exministro-de-salud-jaime-manalich/FOYW2LDKFFGUXKDTKCZVLRDNXU/

[6] Además, de la acusación contra Mañalich, había dos más en curso: una contra el Ministro del Interior Víctor Pérez por no haber actuado aplicando la ley de seguridad del Estado frente en el paro patronal de camioneros de agosto pasado. Ver:http://izquierdaweb.com/chile-tension-por-paro-patronal-de-camiones/; https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/la-trastienda-de-una-compleja-decision-por-que-la-oposicion-seguira-con-la-acusacion-constitucional-contra-victor-perez/IIWKNBU6HBH7NG22SDLPRUPTZ4/. Y finalmente una acusación constitucional contra la jueza Silvana Donoso por conceder a libertad a Hugo Bustamante (un asesino y femicida peligroso) quien está sindicado por el femicidio y violación de la adolescente Ámbar Cornejo. Esta acusación no obtuvo el piso necesario para ser tramitada en el Senado

[7]Ver: https://chile.as.com/chile/2020/09/22/actualidad/1600787591_911428.html

[8] Ver: https://www.emol.com/noticias/Nacional/2020/09/11/997721/Presidente-Pinera-estado-de-excepcion.html

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

¿Desgaste o lucha?

Edicions Internacionals Sedov germinal_1917@yahoo.es Valencia, julio de 2018 (“Ermattung oder Kampf?” Die Neue Zeit, año XXVIII, volumen 2, 1910) I Debido al trabajo de agitación oral al que tuve que dedicarme, respondo con bastante retraso al camarada Kautsky, Pero si mi artículo acerca de la huelga de masas y mi trabajo agitativo de abril no hubiesen conseguido nada más que abrir el partido a una discusión profunda sobre los problemas de táctica, y lograr también que la prohibición de la discusión sobre la huelga de masas se rompa ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre