Pandemia y rebelión

Chile: paro nacional de trabajadores de la salud

Un contundente paro de trabajadores de la salud reclamó ayer por todo Chile contra los ajustes .del gobierno de PIñera y en reclamo por salario y condiciones laborales.

MGM, Santiago de Chile

Foto: Conclusión - Diario Digital

Luego del triunfo del apruebo en el plebiscito del 25 de octubre pasado, y de varios días de quietud política, la Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipal (CONFUSAM) y gremios, como la FENATS (Federación de Funcionarios de la Salud), FENPRUSS (Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud), entre otros, llamaron a una jornada de paro nacional, movilizaciones y protestas.

La principal demanda es por el presupuesto para el año 2021. Mientras las y los trabajadores de la salud exigieron un aumento del presupuesto para el sector, el gobierno de Sebastián Piñera ofreció un aumento irrisorio, que en la práctica significa un congelamiento presupuestario para el próximo año. A esto debemos agregar que la semana pasada una manifestación de trabajadores de la salud frente al Ministerio de Salud (MINSAL) fue reprimida por la policía y varias personas fueron detenidas. También desde hace varias semanas los técnicos de enfermería nivel superior se movilizan solicitando ser incorporados al código sanitario para tener más derechos. Hoy también estaban marchando con esa demanda en el contexto del paro de la Salud.

Como consecuencia de la negativa del ministro de salud Enrique Paris a acoger las demandas del sector, los gremios de la salud se vieron forzados a convocar a un paro nacional para el día jueves 12 y el viernes 13 de noviembre en razón de la compleja y delicada situación que atraviesa la salud pública en el contexto de la pandemia del COVID 19: expresado en turnos extenuantes, sobrecarga laboral, y la deficiente entrega de insumos por parte del gobierno, tales como elementos de protección personal, lo que ha conllevado la muerte de varios trabajadores de la salud por haberse contagiado de coronavirus.

Mirá también:  Chile: entre la solidaridad por abajo y el negacionismo de Piñera

Todos estos recortes presupuestarios y deficiencias por parte del MINSAL contrastan con la inyección de recursos en las residencias sanitarias que hasta ahora han sido de dudoso uso, con convenios millonarios entre el Estado y personas allegadas (amigos) al poder político. El gobierno no escatimó gastos para financiar esta estrategia sanitaria, sin embargo, en la primera línea de los trabajadores de la salud expuestos al COVID 19 se está aplicando este tipo de restricciones económicas y salariales.

Además, el Ministro Paris había anunciado en la comisión de salud del Senado (con registro de la televisión y de la prensa) una serie de medidas que favorecerían al sector, considerando que el país atraviesa la pandemia de COVID 19. Por ejemplo, anunció la no evaluación de las metas sanitarias, la no aplicación de la encuesta trato usuario, el pago del BONO COVID, entre otras. Nada de esto se ha cumplido. Las y los trabajadores acusan al ministro de salud de que solo hizo promesas de mejoras para el sector con el objetivo de sacarlos de la calle y desmovilizarlos. Recordemos que este gremio fue uno de los más activos durante las grandes movilizaciones después del estallido social del año pasado. Según una dirigente de la CONFUSAM, el paro nacional obtuvo la adhesión del 90 % de las y los trabajadores de la salud desde Arica a Magallanes.

Otros gremios y sindicatos se han solidarizado con la lucha de las y los trabajadores de la salud. Así lo hizo la unión portuaria de Chile, que dio su apoyo y solidaridad a través de una declaración pública, manifestando que solo la unidad de los trabajadores es el camino necesario para que triunfen las demandas. Parece ser que los trabajadores chilenos después del estallido social de año pasado tomaron clara consciencia de que la unidad, solidaridad, movilización y la lucha en las calles, es un método efectivo para conseguir o defender conquistas, recuperando además una tradición histórica del movimiento obrero chileno, después de varias décadas de letargo neoliberal.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La burocracia como agente de la revolución socialista Por su parte, el problema que jalonó al pablo-mandelismo es que no supo conservar una ubicación independiente respecto de los aparatos burocráticos y capituló permanentemente a una u otra variante de ellos. Partiendo de reconocer los procesos de la posguerra como revoluciones (salvo en el glacis), no sólo se excedieron en el sentido de concebirlos como procesos “obreros y socialistas” que daban lugar a nuevos Estados obreros –lo que fue más o menos común a todo el tronco principal de ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre