Reapertura de la investigación

Cerca del final del juicio, seguimos exigiendo verdad y justicia por Anahí

Es el único juicio penal que ha retomado su curso en la provincia de Buenos Aires. Esto no es más que un escandaloso intento de terminar con esta causa incómoda rápidamente y de espaldas a la población, al movimiento feminista y al activismo estudiantil de la zona que viene dando la pelea.

Las Rojas Zona Sur

Este lunes 18 se realizó la exposición de los alegatos del juicio por el femicidio de Anahí Benítez. En plena cuarentena, el tribunal decidió continuar con las audiencias y acelerarlas, liquidando en 3 sesiones (sin público) lo que supuestamente iban a ser un juicio oral y público de meses.

Es el único juicio penal que ha retomado su curso en la provincia de Buenos Aires. Esto no es más que un escandaloso intento de terminar con esta causa incómoda rápidamente y de espaldas a la población, al movimiento feminista y al activismo estudiantil de la zona que viene dando la pelea: que los medios burgueses titulen que se condenó a alguien y termine la historia. Queda cada vez más claro que atrás de esta causa hay una trama de poder y mucho interés en que se cierre de manera rápida y desapercibida, y que nadie pregunte más nada.

Amigues y compañeres de Anahí seguimos sin saber qué pasó los días que estuvo desaparecida ni por qué apareció donde la policía ya había hecho rastrillajes. Las preguntas que se han ido acumulando una sobre la otra siguen sin respuesta. Por eso se realizó una concentración en las puertas de los tribunales, que convocamos desde Las Rojas y la Comisión Verdad, Justicia y Transparencia por Anahí Benítez, con todas las precauciones y distanciamiento social, en la que reclamamos una nueva investigación y expresamos nuestro rechazo a este juicio que independientemente de su sentencia sólo busca perpetuar la impunidad. Todas las preguntas que nos hicimos estos años, todas las hipótesis que se formulan por abajo, se resuelven con una investigación real, abierta, llevada adelante por una Comisión Independiente que no esté condicionada por ningún poder espurio ni ceda ante la arbitrariedad.

Mirá también:  Pañuelazo en Berlín | Una pelea sin fronteras

En la concentración, que duró varias horas, realizamos un acto en el que leímos el documento que redactamos y al cuál adherían muchísimas organizaciones y personalidades, como Nora Cortiñas, las Madres Victimas de Trata y varios centros de estudiantes de la zona, incluyendo el del ENAM de Banfield, el colegió al que iba Anahí. Además, compañeros y compañeras de varias universidades de zona sur expusieron sobre la necesidad de mantenernos organizades en este contexto de pandemia y de que los centros de estudiantes se sumen a acompañar las luchas e impulsarlas. También participaron del acto docentes referentes de la lista gris Carlos Fuentealba.

 

Una vez más, la (in)justicia patriarcal

 

La actitud del poder judicial en el caso de Anahí no es excepcional. Son los mismos jueces de siempre, que utilizan la impunidad de los violentos para disciplinar a las mujeres y a la diversidad. Es la misma justicia patriarcal y burguesa que responde a intereses de clase profundos, y que no se mete con los grandes poderes (a menos que la lucha la obligue, por supuesto). Y por eso desde Las Rojas decimos claramente: destitución de todos los jueces y funcionarios que amparan violentos y femicidas.

El caso de Anahí no es tampoco un caso aislado: es un femicidio, uno de esos tantos que se multiplican en esta cuarentena mientras el gobierno continúa sin destinar un peso para erradicar la violencia. Por eso también en este punto insistimos en la importancia de la no dejar las calles, y también desde Las Rojas convocamos a movilizarnos, con distanciamiento social, este miércoles desde el obelisco hasta el Congreso. La violencia que aqueja a las mujeres y la diversidad no puede esperar más: necesitamos ya presupuesto para combatirla, hogares para las víctimas, y respuestas rápidas del gobierno y la justicia.

Mirá también:  El Subte se pintó de verde por el aborto legal

 

Ni un paso atrás

 

El femicidio de Anahí no es un caso excepcional, pero tampoco es un caso más: a les que militamos en la zona nos golpeó de cerca, porque Anahí era activista, y nos la cruzábamos en marchas y pintadas, en cursos y tomas de colegios, porque ella también era parte del movimiento estudiantil y del movimiento feminista que hoy pide justicia. Por eso es también imprescindible hacernos presentes en los tribunales el día de la sentencia. Es una tarea que deben tomar en sus manos el activismo juvenil y el movimiento feminista. No podemos permitir que se perpetúe la impunidad. El próximo miércoles 27 a las 12 del mediodía estaremos realizando otra concentración, con todas las medidas de precaución, para gritar bien fuerte en esta última instancia:

Anulación del juicio de la impunidad

Investigación real ya

Verdad y Justicia por Anahí Benítez

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre