¿Quiénes vuelven y en qué condiciones?

Call centers Córdoba: aportes para el debate sobre la vuelta al trabajo presencial

Desde que se inició la pandemia, las y los trabajadores de call centers venimos desempeñándonos bajo la modalidad de teletrabajo en condiciones de precarización. Ahora anunciaron la vuelta de un grupo de trabajadores al site. ¿Quiénes vuelven, en qué condiciones y cómo se garantizará el cuidado de la salud de lxs trabajadores?



Desde que se inició la pandemia, las y los trabajadores de call centers venimos desempeñándonos bajo la modalidad de teletrabajo en condiciones de precarización: las empresas no nos proveen de computadoras y sillas ergonómicas, tampoco tenemos cobertura económica por los gastos de luz, internet, gas y demás servicios que paga cada asesor para poder trabajar en su casa. Mientras tanto, las empresas tercerizadoras de bienes y servicios que son responsables del deterioro de nuestras condiciones de trabajo han facturado con récords, recibiendo el subsidio de la ATP que brindó el gobierno nacional.

Hace algunas semanas atrás iniciamos una lucha en exigencia de una paritaria que iguale nuestro salario a la canasta familiar y por la mejora de las condiciones laborales. Hemos definido colectivamente y en asamblea hacer acciones en la calle que denuncien y visibilicen nuestra situación. ATACC arregló con la Cámara Argentina de Call Centers frente al Ministerio de Trabajo de la Nación una mísera “asignación de dinero” en concepto de paritaria de $3000 para la jornada laboral de 30 horas semanales sin tener en cuenta la voz de las trabajadoras y trabajadores.  La dirección de este gremio no sólo nunca nos abrió las puertas, más bien reforzó con vallas y policía la calle para que no nos acerquemos a entregar petitorios y exigencias. El pasado mes de octubre sufrimos el despido de nuestra compañera y referente Cintia Balossino, de la empresa Voicenter. La patronal no dudó ni un segundo en desvincular a nuestra compañera ante el silencio cómplice de  ATACC frente a este despido y ante las cientos de suspensiones y las presiones sobre lxs asesorxs para incrementar los ritmos de trabajo a niveles ridículos.

Durante estas semanas aprendimos valiosas lecciones: que la burocracia de este gremio está al servicio de las empresas sin disimulo, pero sobre todo que las trabajadoras y trabajadores tenemos oportunidades de pelear por nuestros derechos, organizándonos de un modo democrático, debatiendo  y tomando decisiones entre todxs, es necesario profundizar está organización en cada call.

Mirá también:  Frigorífico El Federal de Quilmes: La patronal y el gobierno contra los trabajadores

Actualmente nos encontramos ante una paritaria cerrada pero con un debate que atraviesa al conjunto de las y los trabajadores de call center, ante el inminente regreso de hasta el 30% del personal al site: ¿Cómo vamos a volver a nuestros puestos de trabajo? Y sobre todo ¿Quién va a garantizar que se cumpla el protocolo para la prevención del covid?

En la Ciudad de Córdoba se están registrando alrededor de 600 nuevos casos diarios, donde la mayor parte de los contagios suceden en los lugares de trabajo. Entonces la principal preocupación sobre el regreso del trabajo al site es, en primer lugar, la de que se garantice el cumplimiento del protocolo y de que ante un caso de contagio de un trabajador/a o de un contacto estrecho de estos se garantice que ese trabajador/a pueda aislarse y tener una carpeta médica durante el tiempo que corresponde.

El protocolo de prevención de covid manifiesta que cada empresa, “dentro de lo posible”, procure la conformación de equipos de trabajo rotativo cada 14 días, para que mientras un equipo realiza tareas presenciales, otro lo haga teletrabajando. No nos parece que este punto tenga que manejarse de acuerdo a qué piensa que es lo posible la Cámara Argentina de Call Centers, más bien tiene que exigirse a todas las empresas que apliquen de hecho esta modalidad de trabajo, garantizando la cobertura de todos los gastos que tengamos lxs asesorxs.

Así como en este punto, en muchos otros, el protocolo no hace más que sugerir medidas, lo que en los hechos se va a traducir en la voluntad de las empresas, que sabemos no se corresponden nunca con las necesidades de los trabajadores y trabajadoras. Otra cuestión significativa es el hecho de que no se exige a las empresas que se garantice un modo seguro de trasladarse. Sólo se menciona que “debe evitarse la utilización” del transporte público, poniendo la responsabilidad de este punto sobre las y los trabajadores y solo instando a las empresas a “colaborar en la medida de lo posible” otra vez dejando a merced de voluntades cuestiones necesarias, primero para el cuidado de la salud y también para que los gastos del transporte no salgan de nuestros bolsillos.

Mirá también:  El “déficit cero” más alto de la historia | Macri-Lagarde siguen encendiendo mechas

También nos preocupa el aumento de tareas que se impone desde el protocolo a otros sectores de trabajadores, como el de mantenimiento y limpieza, a los cuales se les suman tareas como la de mantener la provisión de alcohol en gel y sanitizantes, la limpieza de áreas comunes cada una hora, la desinfección de cada puesto de trabajo en el ingreso y egreso de cada turno, el aseo del baño luego de cada uso por parte del personal, la ventilación de las zonas de trabajo, entre otras tareas que se suman a las cotidianas y que de no hacerse con la contratación del personal necesario se va a traducir en la sobre explotación de las trabajadoras y trabajadores y en que probablemente no se logren mantener los estándares de higiene suficientes porque las trabajadoras y trabajadores no van a dar a basto.

La pandemia es una excusa que le viene como anillo al dedo a las empresas para ahorrarse buena parte del dinero que disponían para que trabajemos. La implementación del protocolo aprobado por el COE no puede ser la excusa para una sobrecarga en nuestras tareas cotidianas, ni sobre las de ningún sector de trabajadorxs en los sites. Será tarea de este activismo garantizar que no se avasallen nuestros derechos. Desde la agrupación JTP estamos al servicio de recibir las denuncias y motorizar los reclamos en esta nueva etapa que se inicia, porque sólo podemos confiar en nuestra organización de manera independiente de las patronales y de toda burocracia sindical. Y reafirmamos la pelea por la reincorporación de Cintia a Voicenter, porque es el símbolo de la lucha que comenzamos por nuestros derechos.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Engels antropólogo

Portada: Emilse Roja DESCARGAR EL LIBRO EN PDF   “La simple caza de la riqueza no es el destino final de la humanidad, a lo menos si el progreso ha de ser la ley del porvenir como lo ha sido en el pasado. El tiempo transcurrido desde el advenimiento de la civilización no es más que una fracción ínfima de la existencia pasada de la humanidad, una fracción ínfima de las épocas por venir. La disolución de la sociedad se yergue amenazadora ante nosotros, como el término de una carrera histórica cuya única meta es la riquez...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre