Brasil | Los estudiantes “corren” a neofascistas de la Universidad de San Pablo

El día de hoy nos presenta una película mucho más dinámica de la situación en Brasil que la foto de las elecciones. Grupos neofascistas, que pregonan abiertamente por la persecución ideológica en la Universidad de San Pablo, hicieron un muy fallido intento de acto de festejo del triunfo de Bolsonaro en el campus. El movimiento estudiantil y docente, que viene poniendo en pie un Comité Antifascista, “corrió” al minúsculo grupo de derecha.

El primer dato es la abrumadora fuerza numérica de los antifascistas en relación al acto bolsonarista. Su mínima concentración, convocada como un acto “estudiantil” contra “las ideologías” en la Universidad, había sido llamada con aires de grandeza. Su organizador, el diputado estadual electo Paulo García, dice que usará su banca “para investigar la participación de grupos de izquierda en la Universidad” y sostuvo que hicieron la convocatoria a pedido de estudiantes de la USP. Cuál sería su sorpresa al encontrarse con que no lograron juntar más de 20 personas.

Esas dos decenas de personas fueron acompañadas en todo momento por la Policía Militar, único freno a la bronca estudiantil. Los días previos habían anunciado que se dirigirían a la FFLCH, la “Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas” históricamente luchadora, y cuando intentaron hacerlo la policía que los cuidaba los disuadió. Sucede que los uniformados ya sabían qué los esperaba en esa facultad y les dijeron que iba a ser peligroso. Allí, más de mil estudiantes se habían concentrado para rechazar a los fascistoides. La sola fuerza numérica fue suficiente para echar sin muchos problemas al grupo de defensores de Bolsonaro.

Mirá también:  La prisión de Lula

Los provocadores de derecha gritaban “yo quiero mi Taurus” – en referencia a armas de fuego- pero la abrumadora diferencia numérica no les dejó persistir. Rápidamente se vieron completamente rodeados y tuvieron que retirarse pidiendo a la policía militar que les indicase cómo salir, pues no conocían el predio los “estudiantes” del acto neofascista. La multitud estudiantil los siguió hasta asegurarse de que salieran. La provocación neofascista había sido derrotada.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre