Brasil: Crecen los ataque neofascistas a los opositores a Bolsonaro

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Por Martin Anarresti

Una mujer de 19 años volvía a su casa la noche de ayer 9 de Octubre en la ciudad brasileña de Porto Alegre, cuando fue abordada por 3 hombres por usar una camiseta con la leyenda “#elenao”. Increpada por usar la camiseta, fue golpeada y reducida por dos de los hombres, mientras que el tercero dibujó con navaja una esvástica, símbolo del nazismo, en sus costillas. La víctima hizo la denuncia a la policía pero evitó hablar con la prensa por temor a represalias.


Los episodios de violencia derechista se vienen sucediendo uno tras otro. El punto más alto fue el asesinato de Marielle Franco hace seis meses luego de la intervención militar de Río de Janeiro. Ahora, los ataques neofascistas vienen creciendo impunemente luego del triunfo de Bolsonaro en la primera vuelta electoral: el asesinato a puñaladas de un capoeirista de 63 años en un bar en la región de Salvador de Bahía, por parte de un seguidor de Bolsonaro, fue el primero. Ayer, se denunció que un estudiante de la UFPR fue agredido y herido por bandas simpatizantes de Bolsonaro por llevar una insignia del MST.

En las últimas horas también han circulado por las redes sociales videos de desfiles de militantes y militares en formación, cantando consignas a favor de Bolsonaro. El resultado de la primera vuelta electoral ha envalentonado a sectores de esta extrema derecha simpatizantes de la dictadura, que ven en Bolsonaro y la posibilidad de su triunfo una vía libre para realizar estos ataques con métodos fascistas. Recordemos que parte de su campaña se focalizó en amenazar de muerte a la izquierda en general, así como a los homosexuales, y ha sostenido el carácter “inferior” de negros y mujeres. Como hemos subrayado en estas páginas, se plantea en Brasil la necesidad de derrotar en las urnas y en las calles esta avanzada reaccionaria, combatiendo al fascismo con el único método posible: la lucha sin concesiones.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre