Luego del triunfo electoral del neofascismo, comenzaron a escalar las agresiones físicas a trabajadores, militantes, mujeres y sectores populares. Se trata de una anticipación cruenta de la avanzada sobre los derechos democráticos conquistados por los de abajo que puede implicar que Bolsonaro gobierne el país.

Para responder, ya comenzaron a surgir iniciativas de autodefensa y enfrentamiento a la violencia fascista. La tradición y reservas de lucha de la clase trabajadora pueden torcer un destino oscuro para las amplias masas.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La burocracia como agente de la revolución socialista Por su parte, el problema que jalonó al pablo-mandelismo es que no supo conservar una ubicación independiente respecto de los aparatos burocráticos y capituló permanentemente a una u otra variante de ellos. Partiendo de reconocer los procesos de la posguerra como revoluciones (salvo en el glacis), no sólo se excedieron en el sentido de concebirlos como procesos “obreros y socialistas” que daban lugar a nuevos Estados obreros –lo que fue más o menos común a todo el tronco principal de ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre