Balance de las elecciones de delegados en Firestone, SUTNA

Firestone. Retroceso de la Lista Negra

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


 

El pasado jueves 8 y viernes 9 de noviembre se llevaron adelante las elecciones a cuerpo de delegados en Firestone. Es la segunda que se lleva a cabo desde el triunfo de la Lista Negra en el SUTNA a nivel nacional en abril del 2016, y el resultado marca un fuerte retroceso de la misma: si en la primera oportunidad había consagrado la totalidad de los delegados (12), y haberle perdonado la vida a la burocracia Violeta[1], esta vez mantuvo 7, perdió 4 en manos de la Violeta y uno más con un independiente.

Pero los datos dejan más tela para cortar: si en el 2016 (al calor de la recuperación del gremio) obtuvo el 72,7% de los votos, ahora retrocedió al 51%, totalizando una pérdida de 200 votos en términos absolutos (en estas elecciones hay una diferencia de 40 votantes menos); y además ganó en solo 3 de los 7 sectores de la planta, si bien en los más grandes[2].

De conjunto, esto marca un profundo retroceso en la fábrica, más teniendo en cuenta que quien recuperó terreno fue la burocracia Violeta, que estaba en coma 4 en el gremio[3]. Este balance apunta a llevar adelante una reflexión de cara al activismo del gremio y a proyectar un giro en la orientación general.

 

¿Qué pasó?

La frustración y desilusión de la promesas de la falsa izquierda (Cristina K, Lula, Obama, etc.) abre el espacio para la derecha (Macri, Bolsonaro y Trump).Obvio que cada uno es distinto, pero el movimiento es el mismo.

En nuestra declaración previa a las elecciones titulábamos “Romper el inmovilismo actual y enfrentar la ofensiva patronal”[4], dando cuenta del durísimo ataque que están propinando las patronales en todo el gremio.

Por ejemplo, en FATE, donde la empresa amenazó con pedir un “preventivo de crisis” para meter miedo entre los compañeros, cuando sabemos que con la devaluación la están juntando en pala. Además, en el conjunto de las fábricas hay un apriete constante sobre las condiciones de trabajo. Las patronales están decididas a hacer pasar de hecho la reforma laboral que Macri no pudo hacer votar en el Parlamento, aun a costa de graves accidentes como las que sufrieron dos trabajadores de FATE a lo largo de este año.

En Firestone particularmente, este ha sido un año de duros golpes. Comenzando con el segundo despido de nuestro compañero Maxi Cisneros a fines de enero, a lo largo de los meses se fue produciendo una sangría muy importante de activistas, incluso algunos con cautelares por despidos previos. A su vez, son moneda corriente las suspensiones, los aprietes, las arbitrariedades del servicio médico. Una suma de hechos que al no enfrentárselos consecuentemente, permitió que la empresa siga avanzando.

De hecho, esta pasividad del gremio tuvo un síntoma muy importante en oportunidad de una asamblea de fábrica realizada por presión de nuestra agrupación cuando despidieron a nuestro compañero. En la misma se mandató al gremio para que exigiera la renuncia de la seccional a la Lista Violeta, dado su carácter abiertamente burocrático y propatronal. Esa asamblea de 300 compañeros, además de votar paros parciales por turno para revertir el despido de Cisneros, identificaba perfectamente quien era el aliado de la patronal y se proponía actuar en consecuencia. La Negra se negó a llevar ambas peleas hasta el final, no dando continuidad a los paros, y haciendo un llamado formal a renuncia de la Lista Violeta, que obviamente fue desoída.

Mirá también:  Paros de sector en Fate

¿Qué pasó, en el transcurso de unos pocos meses, entre esa instancia y la elección de delegados? Los compañeros han hecho pagar con un fuerte retroceso de la Lista oficialista la desprotección que se siente en los sectores, la inmovilidad, la parsimonia a la hora de abordar los asuntos mientras se sufre cada vez más en las líneas de producción, los despidos constantes de activistas y que todo se “resuelva” con denuncias en los ministerios, entre otras. La falta de orientación para enfrentar estos problemas fue el motor del voto bronca en Firestone. Lamentablemente, la herramienta que los trabajadores han encontrado para hacerlo, es la misma que hace dos años repudiaron mediante el voto, y que hace solo unos meses mandataron a la conducción sindical para expulsarlos del gremio. No haber desarrollado consecuente ninguna pelea, permite a la Violeta encontrar una nueva plataforma para relanzarse[5].

Por eso, lo más progresivo es sacar las conclusiones de este desilusión, de esta “ruptura de expectativas” de un sector de los trabajadores con la Lista Negra. Hay que prepararse para la pelea. Los cantos de sirena de que sin lucha hay conquistas históricas solo adormecen la conciencia y nos desarman. La patronal, el gobierno y el FMI están decididos a hacernos pagar la crisis a nosotros. Está en nuestras manos que esta vez no lo logren.

Las tareas de los trabajadores

Frente a este panorama los trabajadores de Firestone y el gremio tenemos que ponernos a tono con la situación general. Frente al deterioro de la situación económica es necesario exigir la apertura de paritarias y remuneraciones que mejoren nuestro poder adquisitivo. El ajuste del gobierno nacional no se aguanta más. Las patronales van a llorar miserias pero tienen fortunas a costa de nuestro sacrificio.

Hay que empezar a responder los ataques de la patronal en serio. Privilegiando la asamblea y decidiendo democráticamente acciones para torcerle el brazo a la patronal. Hay reservas para revertir esta situación y que triunfen los reclamos pendientes. Desde la lista Marrón hacemos un llamado a todos los trabajadores para encarar juntos estos desafíos.

Mirá también:  Comenzó la jornada de lucha contra el presupuesto en Congreso

Lista Marrón

 

[1]En el 2016 no se ganó la Seccional Llavallol por absoluta responsabilidad de la Negra. Se negaron burocráticamente a hacer un acuerdo con la Marrón. Hizo acuerdos con todos las demás listas a nivel nacional menos con la Marrón porque sólo la Marrón tenía fuerza por la base de las fábricas y era un competidor real. La Marrón sacó 7 volantes llamando a la unidad con la Negra. La Negra no respondió por escrito a ninguno. No se llegó a la unidad porque entre la derecha de la Negra y el Partido Obrero había un acuerdo explícito: cerrar el paso a la Marrón y los sectores clasistas. Off the record, la Negra nos respondió: dijo que la unidad era posible pero si los candidatos de la Marrón no eran los dirigentes de la Marrón, es decir vetaban a Maxi Cisneros y a Jorge Ayala, una cosa absolutamente inaceptable para nosotros y que en todo caso habla de los principios de los componentes de la Negra.

Esa es la absoluta verdad y queda totalmente demostrada con la actuación de la Negra que acepta al pie de la letra las pautas establecidas y no cuestiona en nada la potestad de la patronal para hacer lo que quiera con nosotros.  Siempre dicen “no se puede hacer nada”… y no hace nada… Salvo actos y encuentros intrascendentes que no enfrentan realmente a la patronal ni al gobierno.

[2] Aquí valga una aclaración: los 7 delegados negros fueron conseguidos en 3 sectores por el antidemocrático método de la lista sábana. No se permitió, como debiera ser, el voto a cada delegado, que los trabajadores pudieran elegir individualmente a su representante.

Tampoco la Negra peleó por internas abiertas para unificar a la oposición antiburocrática en los sectores que hubo oposición independiente. El PO usa este argumento contra IS y la Bordó del Pollo –de no hacer internas por sector- pero jamás lo hizo en el SUTNA. Esta experiencia solo fue llevada adelante en FATE cuando dirigía la Marrón histórica (y donde el PO no tenía ningún integrante, ni acercamiento al gremio) y nuestros compañeros tenían desde el cuerpo de delegados y la base un peso importante. El PO intenta apropiarse de este hecho real, para ocultar que bajo su dirección, las listas combativas han ido divididas hasta en 4 expresiones por su exclusiva responsabilidad.

[3] La Violeta había logrado mantenerse muy precariamente en la Seccional Llavallol, con un fuerte desprestigio de todos sus integrantes.

[4]http://izquierdaweb.com/elecciones-de-delegados-en-bridgestone-sutna-retroceso-de-la-lista-negra

[5]Este resultado envalentonó a la patronal de tal manera, que tan solo 48 hs. después de la elección despidió con una causa trucha a un miembro de la Junta Electoral. Sería un gravísimo error, y un pésimo precedente, que se deje pasar este nuevo ataque.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre