Oscurantismo

Antiderechos le negaron la ligadura de trompas a una joven cordobesa

Luisina Barraud, cordobesa de 27 años, decidió realizarse una ligadura de trompas y acudió a dos centros de salud privados de su ciudad natal, San Francisco. Tanto en el Sanatorio Argentino como en la clínica José Enrique Carra se lo negaron con el pretexto de “objeción de consciencia”.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Foto: La Voz del Interior

Por Alero Svensik

Luisina Barraud, cordobesa de 27 años, decidió realizarse una ligadura de trompas y acudió a dos centros de salud privados de su ciudad natal, San Francisco. Tanto en el Sanatorio Argentino como en la clínica José Enrique Carra se lo negaron con el pretexto de “objeción de consciencia”.

Avanzando contra los derechos de las mujeres incluidos los métodos anticonceptivos, los centros le negaron esta práctica quirúrgica a una mujer mayor de 18 años, que es un derecho garantizado por la ley. Barraud solicitó la ligadura su ginecóloga, quien la interrogó sobre la opinión de su familia, pareja, y la posibilidad de arrepentimiento, como si con su decisión no fuese suficiente. Luisina padece del síndrome Ehlers Danlos y un posible embarazo le significaría riesgo serio de morir. Barraud consultó luego otro médico de la misma clínica, quien sugirió realizar la práctica, pero cobrando una suma cuantiosa y de manera encubierta, puesto que la Clínica Carra se declara objetora de “tales prácticas”.

Parece un hecho insólito, pero, a la vez, se desprende de una coherencia extrema con los últimos ataques de los antiderechos. Esta negativa visibiliza aún más el amedrentamiento al que las mujeres son sometidas con tal de negarles su derecho a decidir sobre sus cuerpos y destinos. Recordemos a las niñas obligadas a continuar con embarazos productos de violación en Salta y Tucumán.

Una vez más se deja de manifiesto que las mujeres en tanto sujetos no importan, prima el cumplimiento de la obligatoriedad del ser madres. Por sobre la vida, la salud, el bienestar, importa controlar y regular sus cuerpos.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre