Mañana entraría en vigencia la órden de desalojo

¡Alerta por Guernica!

El reloj avanza y se cuentan las horas para que entre en vigencia la orden de desalojo para el predio de Guernica. ¿Puede ser tal la crueldad del gobierno y la justicia frente a las mujeres, hombres y niños que, impulsados por la necesidad, se vieron obligados a ocupar un predio?



toma de guernica

Ya lo intentaron el pasado 1/10, pero no pudieron. Los vecinos se plantaron dispuestos a defender sus hogares. Los acompañó la izquierda y organizaciones sociales comprometidas con su lucha. La represión hubiera significado un contraste de fuerte contenido clasista en momentos en que se revelaban los alarmantes datos de pobreza (más del 40% y superando el 50% en el caso de los niños). Gráficos de torta que incluyen a la totalidad de las familias que, asentadas en Guernica, defienden a capa y espada el derecho a tener futuro.

Hoy, la presión inmediata que tiene el gobierno viene desde una dirección diametralmente opuesta. Una marcha reaccionaria exacerbada de odio hacia cualquier intervención estatal en apoyo a los más humildes, hacia la cuarentena y hacia cualquier medida de control económico marcó la agenda de todos los medios. Hasta la aparición de Macri dando consejos en la TV, con ojeras y nervios a la espera de que avancen causas en su contra por manejos económicos turbios, aún así, felicitando a los gorilas, locoides y liberales, que intentan marcarle agenda al gobierno.

Pero volviendo al mapa, la estrategia oficial viene siendo hacer «desalojos piloto». Probando dar palos en tomas con menor cantidad de gente, como ha sido en La Matanza donde la policía ingresó a las tierras recuperadas de Villa Unión, incendió viviendas y golpeó a los vecinos sin techo. O en Moreno donde hubo un incidente similar, así como en la provincia de Córdoba, lugar en que con topadoras aplastaron varias casillas, por poner algunos ejemplos.

Otra provocación con el objetivo de preparar el terreno hacia el desalojo, ha sido la detención de dos jóvenes que viven en el predio de Guernica, a quienes retuvieron en una comisaría durante horas en un claro intento de amedrentamiento.

Mirá también:  Guernica: Los vecinos rechazan las falsas promesas del gobierno

Las tomas se han multiplicado al ritmo de la crisis y las necesidades de miles de familias que ven diezmados sus ingresos por la inflación y la falta de empleo. Desde el oficialismo más obsecuente hasta la oposición más rabiosa agitan el mismo discurso: «es un delito que no se puede permitir, tiene que intervenir la justicia». Ponen así, los intereses de los especuladores inmobiliarios por encima de un derecho humano elemental: tener un techo bajo el cual dormir.

La solución del gobierno nacional, intendentes y gobiernos provinciales, reprimir las ocupaciones, no ha impedido que los vecinos vuelvan a los predios. ¿A dónde van a ir, si ocupan por necesidad?. Con toda su crueldad y vileza, para el gobierno estos eventos representaron sólo pequeñas «escaramuzas» comparado con la verdadera batalla que significaría desalojar un predio enorme, ocupado por miles de familias, como lo es el de Guernica.

En ese sentido, Kicillof acaba de declarar que no es Berni sino el quien ordena llevar adelante el desalojo, que la justicia ha hablado y que no queda otra opción que desalojar. ¿En serio?

¿Cómo puede ser la represión la única solución propuesta por un gobierno que se dice progresista ante las mujeres, niños y hombres sin techo que se ven empujados a ocupar un terreno por las más urgentes necesidades básicas?

El progresismo berreta se troca por el pragmatismo capitalista cuando hay intereses sociales en pugna. El palabrerío de defensa de los humildes por la rabiosa orden del repersor con megáfono: «váyanse ahora, última advertencia».

Basta ver los casos de medios como C5N, El Destape, etc… que se han hecho eco de las campaña difamatorias impulsadas por el «cuervo» Larroque y otros contra los vecinos de Guernica, a quienes acusan de estar manijeados por la izquierda que quiere desestabilizar al gobierno. En definitiva, de no ser gente luchando por sus genuinos derechos, sino «inoportunos agitadores en defensa de intereses ocultos de desestabilización». Esta misma virulencia nos recuerda la que mostraron frente a la desaparición de Facundo Castro, cuando periodistas nefastos como Pablo Duggan llegaron hasta a tratar de «terrorista» a Aparicio, abogado de la familia de Facundo.

Mirá también:  Manuela Castañeira en Guernica, contra el desalojo

A diferencia del progresismo berreta, la izquierda defienden principios inclaudicables. Acompaña incondicionalmente los reclamos de los humildes, corriendo su suerte en sus triunfos y sus derrotas, luchando codo con codo junto a quienes reclaman por lo que les corresponde.

Junto a las mujeres, hombres y niños que defienden su hogar, las columnas policiales encontrarán a los militantes del Nuevo MAS, a los corresponsales de Izquierda Web, y a los simpatizantes y amigos de otras corrientes de izquierda organizando cortes, piquetes y concentraciones, movilizando al obelisco o a casa de gobierno, exigiendo que se respete el derecho a una vivenda y denunciando siempre que haga falta, la represión, la impiedad, la injusticia y todo atropello contra la clase trabajadora y el pueblo pobre.

No al desalojo de Guernica. Tener techo es un derecho. ¿Son progres? atiendan a estos reclamos.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Engels antropólogo

Portada: Emilse Roja DESCARGAR EN PDF   “La simple caza de la riqueza no es el destino final de la humanidad, a lo menos si el progreso ha de ser la ley del porvenir como lo ha sido en el pasado. El tiempo transcurrido desde el advenimiento de la civilización no es más que una fracción ínfima de la existencia pasada de la humanidad, una fracción ínfima de las épocas por venir. La disolución de la sociedad se yergue amenazadora ante nosotros, como el término de una carrera histórica cuya única meta es la riqueza, porque...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre