¿De dónde sacar recursos para enfrentar la pandemia?

Alberto Fernández y la recaudación

Después de la conferencia, algunas inquietudes quedaron sin responder: ¿cómo puede hacer el estado para recaudar más plata para enfrentar la pandemia?

Cristian de la Torre

En la conferencia de ayer se escuchó una pregunta relacionada con el proyecto que elabora el Frente de Todos en la Cámara de Diputados para crear un impuesto de emergencia sobre las grandes riquezas. Del tema el mandatario poco quiso hablar, y le pateó la pelota al congreso… el mismo que está aún prácticamente cerrado por la cuarentena. No obstante, dijo: «Estamos en una situación de emergencia, necesitamos obtener recursos y cualquier idea que sea para mejorar los recursos para hacer frente a las obligaciones, bienvenida sea».

El proyecto de ley en cuestión poco ha trascendido. Sin embargo, hemos leído y escuchado que el proyecto apuntaría a un impuesto de sólo el 2% a algunas riquezas, no a todas, y que va a ser destinado para algunos temas muy puntuales y no para el conjunto de las problemáticas que tenemos hoy los trabajadores y los sectores populares. Podemos esbozar que el proyecto que se trae en manos Máximo Kirchner es, ante todo, un gesto que ni siquiera es seguro que vaya a realizarse.

Después de la conferencia, algunas inquietudes quedaron sin responder: ¿cómo puede hacer el estado para recaudar más plata para enfrentar la pandemia? ¿Cómo recauda el estado sin que la crisis recaiga siempre sobre los trabajadores? ¿en que se está gastando el estado sus recursos económicos?

A priori podemos decir que hay gastos que son imprescindibles, como el pago de salarios, la asistencia social, el sistema sanitario, el sistema educativo, etc. Estos gastos actualmente están cumpliendo un rol adicional que es el de enfrentar la pandemia. Pero, así como tenemos este tipo de gastos que son de vida o muerte, nos encontramos con otros que, en momentos graves como el que estamos viviendo, son una estafa a nuestro pueblo.

A modo de ejemplo podemos mencionar la financiación de la iglesia católica, la financiación de la escuela privada, las exenciones impositivas a las grandes multinacionales, etc. Junto a estos gastos vamos a ubicar un cáncer terminal que tenemos que extirpar de inmediato, hablamos de la deuda externa.

A todos no suena esta deuda sin importar nuestra edad, ¿por qué? porque prácticamente vivimos endeudados. Es una cascada de recursos económicos que se van en algo que nunca se termina de pagar. Es una locura pensar que en estos días de pandemia se hayan destinado 250 millones de pesos al pago de deuda y no a la construcción de hospitales, respiradores artificiales, alcohol en gel o cualquier otro elemento que nos permita enfrentar el virus de la mejor manera posible. El no pago de la deuda externa es algo central.

Junto al no pago de la deuda debemos tomar medidas que nos permitan tener el control de las divisas que entran y salen de nuestro país. Debemos nacionalizar la banca y el comercio exterior bajo administración y/o control de los trabajadores.

Acá la pregunta que surge habitualmente es ¿Qué significa esto?

Para tratar de responder de una manera simple, podríamos decir que todos los depósitos deben quedar bajo control del Estado, al igual que todas las transacciones comerciales (exportaciones e importaciones) y financieras (pagos y cobros) al exterior. ¿Cuál sería el objetivo de esto? Evitar la fuga de capitales, de ganancias y de dólares. Que quede en manos del Estado llevar adelante las relaciones económicas con el mundo y que el país no se vea afectado por el no pago, por cualquier tipo de boicot o medida de bloqueo económico desde el exterior.

Junto a la nacionalización de la banca y el comercio debemos exigir la estatización de las empresas que pretendan despedir o buscar cualquier chantaje al país, fugar divisas, cerrar sus empresas o cualquier otra maniobra.

Por supuesto que otra medida imprescindible sería cobrar un impuesto progresivo a las grandes riquezas, empresarios, bancos y especuladores.

Mirá también:  Un análisis marxista de las perspectivas del nuevo gobierno

Aquí hacemos referencia a los multimillonarios, a los bancos, a esos que jugaron a la bicicleta financiera durante todos estos años, a los grandes terratenientes sojeros.
Lejos estamos de querer meternos con el kiosquero de la vuelta de tu casa o el trabajador cuentapropista. Hablamos de ese ínfimo 1% de la población que la mayoría de los trabajadores no conoce y ni siquiera conoce a alguien que los conozca.

Según la revista Forbes los 10 hombres más ricos de la Argentina tienen una fortuna que supera los 20 billones de dólares. A esta gente que nunca trabajó en su vida es a la que hay que meterle la mano en el bolsillo.

En definitiva, ante un hecho inédito y gravísimo como la pandemia, una respuesta consecuente tiene que estar a la altura de las circunstancias. Este es nuestro plan de recaudación, un plan que consiste en que dejemos de ser siempre los trabajadores los que pagamos los platos rotos de la crisis. Un plan económico que ponga en primer lugar la salud y el bienestar de los trabajadores, con miras a un gobierno de los trabajadores y el pueblo. En otras palabras, un plan económico que tienda al socialismo.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre