Ni expropiación ni intervención

Alberto Fernández se rinde ante Vicentín

La derogación del DNU de intervención de Vicentin es una capitulación en toda la línea ante los empresarios vaciadores y la presión de la clase capitalista.



El presidente anunció por redes sociales que ordenó la derogación del DNU de intervención sobre la agroexportadora en concurso de acreedores e investigada por fraude y lavado de activos y que desistirá de la expropiación de la misma. El último capítulo en una novela de retrocesos ante los empresarios.

El gobierno nacional decidió ponerle punto final al conflicto con Vicentín. Retrocediendo en toda la línea ante la presión de los empresarios responsables del vaciamiento, Alberto Fernández hizo público que ordenó la derogación del DNU 522/2020 que ordenaba la intervención por 60 días de la cerealera y aclaró que sin poder conocer la situación patrimonial de la empresa en concurso de acreedores por un default de deuda de más de $100 mil millones, no insistirán con el proyecto para exporpiarla.

Sin nombrarlo, el presidente responsabilizó al juez Lorenzini de su decisión, ya que no dio lugar a la intervención del Estado sobre la empresa en el marco del concurso de acreedores ni desplazó al directorio responsable del fraude. Esta mañana, el gobierno de Santa Fe anunció que desistía también del intento de conformar un fideicomiso para rescatar a la empresa.

Esta es la última de una serie de capitulaciones que viene teniendo el gobierno desde el primer momento que encontró resistencia a la intervención del Estado sobre la empresa en crisis. Luego del anuncio de Alberto Fernández, el 8 de Junio pasado, de la promulgación de un DNU para intervenir la empresa, desde sectores pro empresarios y de derecha comenzaron a organizar una serie de movilizaciones en defensa de la propiedad privada de ricos y estafadores.

Mirá también:  El gobierno anunció la baja de retenciones a las petroleras

Tempranamente desde el Nuevo MAS advertimos que si no se iba a fondo contra los empresarios, las promesas podían quedar en la nada y dejar abierta la posibilidad de que la intervención derive en un salvataje en favor de los vaciadores, cosa que rechazamos desde el primer momento.

Fernández se cuidó de aclarar en sus posteos que su intención “siempre fue rescatar a la empresa, preservar los activos, colaborar con los productores damnificados y mantener las fuentes de trabajo”. También se cuidó de justificar esta capitulación como una decisión firme de cuidar el interés económico del Estado, escenificando un tono confrontativo para con los vaciadores que hace un mes y medio recibió como amigos.

Hoy pueden festejar los empresarios del agro, los terratenientes y los fugadores seriales con los que el gobierno pretende disputar en los medios de comunicación que el Alberto Fernández prefirió retroceder de manera vergonzosa, arrepentirse públicamente y finalmente echar para atrás su propio Decreto de Necesidad y Urgencia antes que atreverse a tocar la propiedad privada capitalista.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Engels antropólogo

Portada: Emilse Roja DESCARGAR EL LIBRO EN PDF   “La simple caza de la riqueza no es el destino final de la humanidad, a lo menos si el progreso ha de ser la ley del porvenir como lo ha sido en el pasado. El tiempo transcurrido desde el advenimiento de la civilización no es más que una fracción ínfima de la existencia pasada de la humanidad, una fracción ínfima de las épocas por venir. La disolución de la sociedad se yergue amenazadora ante nosotros, como el término de una carrera histórica cuya única meta es la riquez...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre