ley 2828 y salud pública

Ahora | CABA: Gran movilización de los residentes de salud

Los residentes pararon y se movilizaron a la Jefatura de Gobierno para rechazar la ley de Larreta que, según la asamblea que convoca a las medidas de lucha, "perpetúa un régimen laboral de explotación". El jueves pasado fueron reprimidos en la puerta de la Legislatura mientras se aprobaba la repudiada ley.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


La asamblea de residentes y concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires está de paro desde el jueves y movilización el jueves a la Jefatura de gobierno para oponerse a la aprobación de la ley de Horacio Rodríguez Larreta, por tratarse de una iniciativa «redactada de manera inconsulta que modifica las condiciones laborales».
Los residentes fueron reprimidos en la puerta de la Legislatura el pasado jueves mientras aprobaban la ley 2828 impulsado por el oficialismo que fue tratado de manera exprés en la Comisión de Salud, donde gracias al apoyo del Partido Socialista y el FpV pasó a votarse.

Les residentes y concurrentes insisten con el documento elaborado de manera colectiva y enviado a los legisladores, que propone modificaciones en varios de los artículos de la iniciativa presentada por el legislador de Vamos Juntos y presidente de la Comisión de Salud, José Luis Acevedo.

«En ningún momento la ley nos nombra como trabajadores y trabajadoras, no queda en claro qué somos. Les residentes somos los que bancamos el sistema público de salud, garantizando el acceso a la salud pública de toda la población, pero para esta ley no somos trabajadores con derechos a salarios y licencias», advirtió la asamblea.

Les residentes y concurrentes subrayaron que la ley está en línea con la resistida reforma de la carrera profesional de la Ciudad, que fue aprobada también en noviembre pasado y desconoció a los licenciados en enfermería, instrumentación quirúrgica y bioimágenes como profesionales de la salud.  

La asamblea rechaza el segundo artículo que habla de «un régimen de formación de postgrado en servicio y contexto de trabajo para profesionales de reciente graduación», evitando nombrar a les residentes y concurrentes como «trabajadores y trabajadoras», exigiendo «que se establezcan los mismos derechos y obligaciones que el conjunto de les trabajadores de la salud, siendo llamados como tal».

Mirá también:  La rebelión de las enfermeras | Mirá los videos

También señalan que «cristaliza la explotación laboral de les residentes reconociendo la carga horaria mínima de 36 horas semanales” (6 horas semanales más que el resto de los profesionales), y la contemplación de un máximo de 64 horas «perpetúa un régimen laboral de explotación, muy por encima de cualquier convenio colectivo».

En relación al salario, plantea que “no podrá ser inferior a la remuneración percibida actualmente y se ajustará por acta de negociación colectiva”, pero no aclara cómo sería el procedimiento mientras que en la actualidad el salario se calcula con un coeficiente vinculado al cargo del profesional de planta y aumenta según la antigüedad de la residencia.

Además, las licencias por maternidad o paternidad, y “estrés” (por trabajar en condiciones insalubres), son inferiores a profesionales de planta permanente. Con la nueva ley ya no se podrán fraccionar las licencias ordinarias, recorta la licencia por nacimiento de hijo en progenitores no gestantes de 30 a 14 días y la licencia por stress profesional de 10 a 7 días.
La asamblea también exige eliminar el capítulo que propone la creación de un «régimen de disciplina», debido a que ya existen leyes y regulaciones de la ética profesional y la imposición de nuevas reglas significa «un ataque a los derechos laborales y regimentación por parte del Gobierno de la Ciudad».

El pliego de reclamos incluye la exigencia que se reconozca con el pago de salarios los derechos laborales de los 1440 concurrentes que trabajan en el sistema de salud porteño de manera gratuita, a pesar de que «cumplen con las mismas obligaciones, práctica laboral y responsabilidad profesional que les residentes y profesionales de la salud». «Es necesario acabar con este régimen de explotación laboral».

Mirá también:  Manuela Castañeira junto a la rebelión de las enfermeras

Una delegación de la Corriente Sindical 18 de Diciembre-Nuevo MAS se hizo presente en la movilización de residentes y concurrentes que luchan contra la precarización laboral.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre