Agroindustria | Víctima del ajuste, se suicidó un compañero en su lugar de trabajo

Hoy, Agroindustria es protagonista de una triste noticia. En la mañana de ayer, fue encontrado en el patio de la Dirección de Asuntos Forestales el cuerpo de una compañero que se había quitado la vida.  



Corriente Sindical 18 de Diciembre

Hoy, Agroindustria es protagonista de una triste noticia. En la mañana de ayer, fue encontrado en el patio de la Dirección de Asuntos Forestales el cuerpo de una compañero que se había quitado la vida.  

La Secretaría de Agroindustria, ex Ministerio, fue este año protagonista de importantes peleas de las y los trabajadores contra el brutal ajuste y los despidos de Macri. En un área donde se desempeñaban más de 3500 personas, 900 trabajadores y trabajadoras fueron despedidos desde que asumiera Etchevere como ministro, el antiguo director de la Sociedad Rural.

El  joven de 32 años no había entrado a trabajar a las 16:30, pero no había registrado la salida como todos los días, por lo que se presume que pasó toda la noche en el edificio. Eso solo pudo ser posible a causa de que los cuatro encargados de cuidar las instalaciones por las noches habían sido despedidos.

Las y los trabajadores de la Secretaría están muy angustiados, porque entienden que de no ser por el recorte presupuestario y el despido de los guardias nocturnos, la situación podría haberse evitado. Sin embargo, esa tristeza empieza a convertirse en bronca. La idea de que un trabajador se suicide en el seno de su lugar de trabajo y que no pueda ser contenido resulta completamente indignante. A esa tristeza convertida en bronca se la puede volver a transformar en lucha. Que la memoria del compañero sirva para volver a arremeter contra los ataques del gobierno, que inspire las luchas que están por delante en defensa de los puestos de trabajo. Que sirva para desbordar los límites que la burocracia sindical de ATE le impusieron a la lucha por los puestos de trabajo.

Mirá también:  Brasil: Dieron media sanción al ajuste jubilatorio

Que la memoria sirva para que no suceda nunca más.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre