Epidemia y epidemias

¡Además hay Dengue! Más de 3 mil contagiados en Buenos Aires

¿Se acuerdan cuando Ginés decía que le preocupaba más el Dengue que el Coronavirus? Bueno, en la Ciudad de Buenos Aires el dengue es epidemia.



En un contexto en el que el eje de los medios y la política gubernamental está puesto en el problema del Covid-19, avanza otra amenaza a la salud de la población, que ya se cobró 7 muertos de los 6.169 casos confirmados en 2020, un alarmante aumento si lo comparamos con los 3.173 casos que hubo en 2019.

Según fuentes oficiales, desde enero del 2020 comenzaron a aumentar rápidamente los casos, la mayoría de ellos situados en la ciudad y provincia de Buenos Aires.

«El dengue es un virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti, identificado por tener el cuerpo negro y rayas blancas. Es también el mismo mosquito que transmite el zika, el chikunguña y la fiebre amarilla. Según Nicolás Schweigmann, docente de la UBA, investigador del Conicet e integrante del Grupo de Investigación sobre Mosquitos en Argentina (GIMA), la llegada del Aedes aegypti a América está vinculada al comercio de esclavos durante el colonialismo. “En los toneles de los barcos venían las larvas y huevos. El mosquito no se adapta bien al ámbito silvestre, pero sí en las viviendas y pasa a ser un vector que transmite enfermedades” publicó Página|12.

El crecimiento de la epidemia de dengue es un escándalo teniendo en cuenta que se pudieron haber tomado medidas preventivas para contener la expansión de la enfermedad. Es necesario que el gobierno nacional y provincial, así como los gobiernos provinciales, se ocupen de manera urgente de realizar una fumigación masiva en los lugares afectados.

No alcanzan las indicaciones personales, como la motivación al uso de repelentes. Hay que destruir urgente los criaderos de estos mosquitos y eso solo puede hacerse con una fumigación pública.

Mirá también:  Brasil: Cuando una tragedia se convierte en números

La combinación del coronavirus y del dengue expone las falencias vergonzosas de la salud pública en Argentina y las condiciones de vida y de insalubridad de las amplias masas populares urbanas. Las grandes ciudades del país, por la falta de obras de higienización y salubridad, por las condiciones precarias habitacionales de miles y miles, son hervideros de enfermedades evitables: el dengue es una enfermedad de la pobreza capitalista.

Es fundamental nacionalizar los sistemas de salud. Es necesario que el Estado organice de forma urgente la fumigación en todos los barrios populares para evitar un desastre sanitario. Es hora de poner como primer prioridad la salud del pueblo trabajador.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

“Naturalmente, Lenin no predijo o dedujo la revolución rusa como resultado de su estudio de Hegel. Pero su reaprendizaje de la dialéctica lo hizo más atento a las posibilidades, más capaz de descubrir, de manera concreta y empírica, las formas de acción que podrían superar las contradicciones que enfrentaba” J. Rees, The Algebra of Revolution   Paradójicamente a lo señalado en la cita del epígrafe, Lenin no predijo el estallido de la revolución rusa, sino incluso aseveró en una charla brindada a estudiantes suizos a comienzos del m...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre