CABA

Abrazo al Hospital Ramos Mejía en defensa de la vida de los trabajadores

El día de ayer, lunes 6/7, los trabajadores del Ramos Mejía de Capital volvieron a salir a la puerta del Hospital a denunciar la gravísima situación que enfrenta el personal de la salud.

Juan Pablo Pardo

El día de ayer, lunes 6/7, los trabajadores del Ramos Mejía de Capital volvieron a salir a la puerta del Hospital a denunciar la gravísima situación que enfrenta el personal de la salud, totalmente abandonado por los gobiernos, tanto el nacional de Fernández como el de la Ciudad con Larreta, en medio de la pandemia. Los compañeros convocaron a un importante abrazo a la institución, llevaron adelante una radio abierta y un corte de calle reclamando por sus derechos, en donde se acercaron trabajadores de otros hospitales de la ciudad como el Gutiérrez y el Tornú. Desde el Nuevo MAS y la Corriente Sindical 18 de Diciembre nos hicimos presentes para acompañar la lucha de los compañeros y nuestro referente de capital, Federico Winokur, llevó palabras de apoyo a los trabajadores en la radio abierta.

La convocatoria surgió para el día en que estaba programada una visita del ministro de salud de la ciudad, Fernán Quirós, al hospital, que fue suspendida ante la acción de lucha de los trabajadores. Incluso, para poder llevar adelante la radio abierta los compañeros debieron enfrentar a la dirección del hospital que intentó quitarles el sonido para que no pudieran denunciar la situación. De todas formas, esta convocatoria, independiente de la burocracia de SUTECBA que abandona a los trabajadores y no impulsa sus reclamos, se hizo fuerte con presencia de trabajadores de distintos sectores y enfermeros y enfermeras de otros hospitales.

Tras más de 100 días de cuarentena en la que supuestamente el gobierno estaba “preparándose” para enfrentar la pandemia, la realidad en el hospital es que se multiplican los casos y los problemas. Los trabajadores salieron a la puerta a denunciar la urgente falta de elementos de protección personal, que no llegan en cantidad ni calidad necesaria y dejan expuestos al contagio a los trabajadores, que en muchos casos gastaron varios miles de pesos de su escaso sueldo (congelado desde el año pasado) para conseguirlos ellos mismos. Cada vez son más los contagiados de COVID en los hospitales de capital, mientras que el personal de salud cada vez está cada vez en peores condiciones. Se les niegan licencias lo que ha llevado a trágicas muertes como el caso de Julio Gutiérrez en el hospital Durand y varios casos más en capital y en todo el país. Quienes siguen trabajando lo hacen en pésimas condiciones, con turnos cada vez más largos, y con una exigencia redoblada ante nuevos contagios que obligan a trabajadores a salir de la primera línea. Como si fuera poco, faltan protocolos de atención, lo que hace que incluso los enfermeros que se contagian en los hospitales y lamentablemente se encuentran en una situación grave de salud tengan muchísimas trabas para recibir los tratamientos correspondientes. Los compañeros marcaron también la urgencia de los aumentos de salario, ante la enorme precarización que enfrentan: el gobierno dice que son esenciales pero les pagan una miseria y le niegan el reconocimiento profesional a la carrera de enfermería.

Mirá también:  ¡La Asamblea Interestudiantil se proclamó por la unidad obrero-estudiantil!

Desde el Nuevo MAS y la Corriente Sindical 18 de Diciembre nos hicimos presentes para acompañar esta acción de lucha como venimos haciendo. Denunciamos claramente a los gobiernos, tanto nacional como de la ciudad por dejar desprotegido al personal de salud que está en primera línea, exponiendolos al contagio, y que hablan de la cuarentena pero envían a todos los trabajadores a las fábricas no esenciales. Nosotros sostenemos que las vidas de los trabajadores importan, por eso apoyamos todos sus reclamos y seguimos impulsando la solidaridad desde abajo, entre lo trabajadores, consigna que fue muy acompañada por los trabajadores del hospital.

Tenemos muy en claro que ninguno de los gobiernos va a solucionar la situación. La salud pública no es una prioridad para ellos, por el contrario, venimos de décadas de desfinanciamiento. La salida para los trabajadores pasa por la organización por todos nuestros derechos, y en ese sentido cumple un papel fundamental la solidaridad de clase. Porque son los trabajadores los que pueden tomar en sus manos la respuesta frente a esta crisis, como lo hacen los enfermeros y todo el personal de salud en la primera línea enfrentando al coronavirus y cuidando a toda la población. De la misma manera, la campaña de solidaridad desde abajo que impulsamos para ayudar en los hospitales, parte del aporte de trabajadores y estudiantes, que apoyamos a los trabajadores de la salud, tanto acompañando sus luchas y sus denuncias así como también haciendo entregas de insumos para poder cuidar a los que nos cuidan. Es por eso que en los próximos días vamos a continuar esta campaña con una entrega en el Hospital Ramos Mejía al tiempo que seguimos apoyando todas sus acciones de lucha para arrancarle al gobierno todas las reivindicaciones.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Este artículo es parte de un trabajo mayor publicado en Izquierda Web el 17 de mayo de 2020. La política revolucionaria como arte estratégico   Veamos para finalizar con lo que damos en llamar el “paralelogramo de fuerzas de la política revolucionaria”. Lo concebimos como la capacidad de estar en el momento justo donde hay que estar. Se puede aprovechar hasta con organizaciones pequeñas. El paralelogramo de fuerzas es algo que inicialmente se constituye de manera objetiva, un conjunto de determinaciones que condensan objetivam...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre