cordobazo

A 50 años, el Cordobazo está presente

Escribe Eduardo Mulhall, referente obrero cordobés y precandidato a vicepresidente por el Nuevo MAS en la fórmula con Manuela Castañeira.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


El Cordobazo del 69 fue el punto más álgido de las movilizaciones obreras y estudiantiles de esa época que marcó a fondo la historia y que mostró la tradición de lucha de la clase obrera argentina, del surgimiento del clasismo y de la unidad obrero-estudiantil.

A veces se piensa que esas tradiciones se han perdido, pero están ahí, resurgen y recomienzan cuando menos se lo espera.La lucha de clases siempre reaviva esas tradiciones. En el año 1997, cuando la fábrica Fiat toma el control de Cormec, y en acuerdo con la burocracia sindical de la UOM y el SMATA, tratan de imponer el primer convenio flexibilizado de la industria automotriz, se desarrolló una importante lucha, la rebelión de los más de 2200 trabajadores de la planta con inmensas asambleas obreras, votando la toma de las plantas, persiguiendo a los delegados traidores, expulsando a los sindicatos que nos habían entregado, constituyendo un  nuevo sindicato en la zona, con finanzas voluntarias, donde las asambleas eran las que decidían absolutamente todo. Ahí se vio que lo mejor de las tradiciones del Cordobazo estaban presentes; habían pasado muchos años.

No sólo por la contundencia de la medida, sino también se lo vio presente al Cordobazo en la inmensa solidaridad de los trabajadores de las fábricas y empresas vecinas, de los estudiantes universitarios. Ahí estaba nuevamente la unidad obrero-estudiantil, pero mucho más nos deparó a los que estábamos ahí la presencia de los viejos dirigentes del Cordobazo, la memoria viviente, los dirigentes del SITRAC-SITRAM  y del Cordobazo: Massera, Pagnanini, Páez, Flores. Ahí, entre los que venían a apoyar, tal vez para muchos desconocidos, pero parte de la misma historia, de la misma fábrica.

Mirá también:  Manuela Castañeira saluda a Eduardo Mulhall y el Nuevo MAS Córdoba

Y más recientemente, cuando las tradiciones del Cordobazo estuvieron presentes el año pasado en las luchas estudiantiles, cuando  los trabajadores de Luz y Fuerza se solidarizaron y apoyaron a los estudiantes en la toma que mantenían en defensa de la educación pública. O cuando los estudiantes apoyaron a los trabajadores de Molinos Minetti. Y másaún,cuando de las profundidades de los talleres de Villa Revol de EPEC, los trabajadores de Luz y Fuerza hicieron punta lo mejor de activismo para enfrentar la privatización de la empresa.Esta pequeña anécdota es para reflejar que el Cordobazo es parte de la memoria y de la tradición de lo mejor del movimiento obrero y estudiantil. Que en la lucha de clases del siglo XXI nuevamente estas tradiciones serán puestas a prueba.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre