9,6% de desocupación: la tormenta llega a los índices

    Izquierda Web2
    Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


    Marian Busch

    Las olas de despidos que en los últimos meses son noticia cotidiana en nuestro país empiezan a llegar a las estadísticas. Un informe del INDEC publicado esta semana revela que la desocupación en Argentina subió a 9,6%, número record de la era macrista, superando el 9,1% declarado en el primer trimestre del año y dejando muy atrás el 7,5% de diciembre pasado. Estos fríos números implican dos millones de personas en situación de desempleo, esforzándose para poder sobrevivir. Se le suman los índices de subocupación del 11,2% y encontramos cuatro millones de personas sin trabajo fijo enfrentando una inflación que ya pasó el 43% en el año. ¡Y esto sólo con los datos recortados y parciales provistos por el organismo oficial cuyos números suelen ser muy inferiores a los reales!

    Los datos son crudos y nos hablan de una realidad que vivimos día a día: la búsqueda de trabajo se vuelve una odisea en un país donde es ciencia cierta que las condiciones de vida sólo pueden empeorar. Recorrer negocios por horas llevando curriculums, las páginas de clasificados vacías, los actos públicos docentes atestados donde es imposible llegar con el puntaje, las filas interminables en los contados lugares que buscan contratar (en Mar del Plata se vivió una escena completamente delirante en un bar que, como respuesta a un cartel de búsqueda de mesero, recibió más de diez cuadras de personas haciendo fila). Todo esto nos habla de la enorme dificultad de sobrevivir en una sociedad en que el empleo estable y en blanco es un sueño imposible. El propio derecho a trabajar aun en condiciones de explotación hoy es una quimera para gran parte de la población argentina.

    Mirá también:  Astillero Rio Santiago | Un anticipo de paritaria tramposo para que el ARS no sea un actor el 24

    Una vez más, los sectores más vulnerados son las mujeres y la juventud: El porcentaje de desocupación más alto se da en mujeres, siendo de un 10,8% contra el 8,7% registrado en varones. Este factor es aún más marcado en la juventud, siendo de un 21,15% en mujeres de menos de 30 años y 17,3% en varones de la misma franja etaria. De las personas afectadas por el desempleo, 250 mil perdieron su trabajo en los últimos doce meses. A su vez creció también el porcentaje del índice que declara haber estado en búsqueda por periodos de 6 a 12 meses (tiempo en que como todos los trabajadores sabemos, se pierden alquileres, se acumulan fortunas de impuestos y se deteriora por completo la calidad de vida en todos sus aspectos).

    Así las cosas y con las luchas contra los despidos en alza en todo el país (la ola de despidos es brutal en los sectores estatales, ver notas al respecto en IzquierdaWeb), cae como flagrante mentira el discurso del presidente a principios de septiembre donde planteaba la creación de empleo como uno de los ejes de su gestión: Lejos de esto, cada día hace más por crear un ejército de reserva que le permita avanzar sobre las condiciones de trabajo y capear la “tormenta” económica con hambre de laburantes. Si bien aún estamos lejos de las tasas históricas del desempleo argentino como el 21,5% en la crisis del 2001,  los datos cada día son más preocupantes y nos hablan de un avance anti-trabajadores que sólo puede ser enfrentado con lucha y organización en defensa de la clase.

    Mirá también:  Un aporte de campaña de 10.000 millones de dólares

     

    Print Friendly, PDF & Email

    DEJAR UN COMENTARIO

    Ingresar comentario
    Ingrese su nombre