Acto oficial por el día de la Independencia

9 de julio: un intento de «unidad» que hace agua

El gobierno intentó mostrar una foto de "unidad nacional" con los gobernadores, empresarios y líderes sindicales. Horas más tarde, una manifestación de la derecha anti-cuarentena agredía a periodistas en el obelisco.

Luz Licht
Redacción Izquierda Web.


Con distancia social, el presidente estuvo a cargo del acto oficial por el 9 de julio en la residencia de Olivos, transmitido por teleconferencia. Se lo vio rodeado de representantes de las principales cámaras empresariales, la burocracia sindical oficialista y pantallas con los 23 gobernadores, incluyendo al opositor Horacio Rodríguez Larreta.

Esta fue una imagen política que buscaba demostrar unidad nacional y respaldo en torno, primero a la gestión del gobierno de Alberto Fernández de la pandemia. Cada sector, sin embargo, supo llevar sus pretensiones a cambio de prestarse para la foto, los empresarios y la burocracia piden más flexibilización.

El acto se da el día posterior al pico más alto de contagios registrados al momento en 24 horas, fueron 3.604 los contagios. El presidente eligió estar rodeado de empresarios y los burócratas de las CGT y CTA oficialistas que piden una todavía mayor flexibilización de la cuarentena, con el fin abstracto de reactivar la economía y el genuino de sostener sus márgenes de ganancias.

Paradójicamente, cuando los números revelan que nos acercamos a una situación sanitaria más crítica, y hasta los funcionarios de salud advierten de la peligrosa cercanía al colapso del sistema de salud de mantenerse el ritmo y cifras de contagios. En su discurso, Alberto que nuestro esfuerzo valió la pena y celebro que el resultado es que el sistema de salud está en pie. Sumo que con esto se pudo garantizar que ningún argentino se quede sin atención.

Como te contamos desde este medio, los reclamos de las y los trabajadores de salud por falta de insumos son cotidiano. También los contagios aumentan en los lugares de trabajo, se manda descaradamente a las y los trabajadores al matadero, expuestos al contagio como si sus vidas nada valieran. Ante esto, Fernández se muestra rodeado de quienes prefieren pagar ese costo y no perder un centavo del esfuerzo robado que llaman ganancias.

Mirá también:  Patria Grande y PCR: “Izquierda” pro imperialista

Héctor Daer en representación de la CGT, Hugo Yaski por la CTA, clamando pensar en la reactivación y el futuro de la economía post pandemia, estuvieron a gusto junto con el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, el titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, el de la Cámara Argentina de Comercio, Eduardo Eurnekian y hasta Daniel Pelegrina de la Sociedad Rural Argentina. La reconstrucción de la economía es con todos, sobre todo con los enemigos y verdugos de la clase obrera.

Pero la presencia de estos actores y la pose de cara a la unidad nacional entre los de arriba, apunta en segundo lugar a mostrar un fuerte respaldo de cara a la renegociación de la deuda externa. Otra ironía a la hora de celebrar, con esas patentes contradicciones, la independencia argentina. Ayer y hoy se muestra que la soberanía fue conquistada a medias, si el país se liberó para insertarse en los marcos de la economía capitalista mundial de manera dependiente.

Con esa pretensión de celebrar la independencia se busca legitimar el pago de la deuda que a ojos de todas/os se contrajo para esfumarse en un santiamén por completo, para pagar intereses y la especulación de la forma más abierta y descarada. Los principales fondos acreedores, como Black Rock dejaron claro que quieren más, no van a parar su sed de exprimir al máximo a un país sumido en una crisis económica y social profunda.

Concesión y más concesión, eso está detrás de la ultima propuesta de cara a la reestructuración de la deuda, allí parece que los de arriba ya sin grieta, están más que de acuerdo. Sobre todo con relación a quiénes vamos a pagar la cuenta de la estafa. Otro día de la independencia a medias, y de un acto que celebra el destino de una nación desgarrada por el parteaguas que socaba la ficción de una patria donde somos todas y todos iguales.

Mirá también:  Manuela Castañeira sobre el segundo debate presidencial

Hay una división, la de clases que socaba la ficción de unidad nacional, lejos de caducar promete nuevos desarrollos, porque la crisis está y la cuenta el FMI la querrá cobrar con intereses. Igualmente aunque Alberto haya venido a “terminar con los odiadores seriales” se rodeo de todos ellos, para demostrar que la verdadera grieta es entre los de arriba y los de abajo.

Horas más tarde, un grupo de manifestantes anti cuarentena agredían a los periodistas de C5N que fueron a cubrir la delirante manifestación que convocaron sectores de la oposición de derecha.

El gobierno, ante las presiones que polarizan la coyuntura nacional por derecha, muestra un intento de diálogo que cede a los intereses del empresariado y los sectores de la oposición patronal. Sin embargo, en una situación política frágil acicateada por la escalada de contagios, si no se toman medidas urgentes en función de la salud de la población, si no se le pone un freno a los empresarios que quieren seguir ganando aún a costa de la vida de los trabajadores, si se sigue intentando quedar bien «con dios y con el diablo», es la población trabajadora la que sigue sufriendo por la pandemia y la crisis económica.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre