movimiento obrero

“62 Organizaciones” de carneros

Con el tono de solemnidad de quien cree poner a un país entero en vilo con sus palabras, los gremios agrupados en “las 62 organizaciones peronistas” emitieron un comunicado anunciando que no convocarán al paro general de mañana.



Dijeron esto apenas 24 horas antes de comenzada la medida, cuando supuestamente adherían a ella. Al pie del comunicado se pueden leer las firmas de las autoridades que la emiten: “Alejandro Poli, Secretario de interior. José Ibarra, secretario adjunto. Ramón Ayala, secretario general”. El común de la gente de a pie lee esos nombres, escritos con aire de importancia, y se pregunta: “¿Quiénes serán estos ilustres señores?”

Se trata del agrupamiento de organizaciones sindicales que dirigía el sindicalista-macrista-peronista “Momo” Venegas, de la UATRE. Sus herederos nos dicen que: “los gremios que integramos las 62, no vamos a adherir al paro del martes porque consideramos que tenemos que seguir por la vía del diálogo con el gobierno nacional y que no estamos en condiciones de avalar una medida de fuerza de tal magnitud. Entendemos la situación de los trabajadores pero diferimos en cómo solucionarlo”. ¿Cuál será la vía del diálogo en cuestión? Porque el comunicado no se encarga de aclarar qué estarían dialogando, qué opinión le estarían planteando al gobierno, cuándo, ni dónde. Un “diálogo” por definición consta de al menos más de una persona hablando. Pero estos personajes usan esa palabra como eufemismo para no decir “servilismo rastrero”. No hay “diálogo” alguno de las 62 Organizaciones con Macri, sólo hay traición a los trabajadores.

Los gremios que componen este agrupamiento son algunos de los menos reales que existen. Sindicatos como la UATRE (peones rurales), Caucho y otros, son algunos de los más ausentes en los lugares de trabajo, con poco y nulo peso real entre sus afiliados. Que quede claro: toda la burocracia sindical traiciona los intereses de los trabajadores y busca que pase el ajuste de Macri. Pero casi toda también tiene algún lazo con sus bases, sus agentes y voceros en los lugares de trabajo. Estos sindicatos no, son apenas armados que se montan sobre las cabezas de sus afiliados sin que éstos los terminen de conocer de cuerpo presente. Por eso también son algunos de los sectores con más trabajo en negro, super explotación e incluso cuasi esclavitud (como es el caso de la UATRE) de todos. No es nada casual que sean los más “cercanos” a Macri y que ahora anuncien otra vez a viva voz su vocación de rompehuelgas: son algunos de los dirigentes más independientes de la opinión de los trabajadores. Simplemente no sienten ninguna presión siquiera de hacer de cuenta que los representan. Y justamente por esos motivos también, aunque hubieran adherido al paro, poco hubieran podido hacer para garantizarlo. Su “participación” en un paro general, tanto como su “no adhesión”, simplemente no le hace la diferencia a nadie.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre