Honrando la usura

250 millones para la deuda en plena emergencia de pandemia

En la agenda de prioridades del gobierno, antes que la salud de la población, está honrar la deuda usuraria.

Facundo M.


El gobierno argentino anunció que pagará 250 millones de pesos en intereses de deuda a tenedores de bonos Par y Letes. Este pago se da en el marco de una fuerte epeculación internacional de que la argentina entre en cesasión de pagos. En el día de ayer, el riesgo país trepó arriba de los 4.100 puntos, casi el valor que tuvo los primeros meses de 2002 con el default de deuda declarado.

Es decir que el capital financiero internacional considera el default como un escenario altamente probable. Para despejar toda duda el gobierno presentará, al mismo tiempo que el pago, una propuesta para reestructurar su deuda de 69.000 millones de vencimiento próximo. Otro signo de voluntad de pagar pese a todo, así se caiga el mundo en pedazos, así se agoten los fondos nacionales de emergencia, la odiosa deuda externa. Evidentemente, en la agenda de prioridades del gobierno, antes que la salud está honrar la deuda usuraria.

Claro que 250 millones de dólares no revierten una política de años de desinversión y destrucción de la salud pública que han tenido los diferentes gobiernos en el país, pero servirían para subsanar alguna de las decenas de miles de necesidades y debilidades que tiene nuestro país para hacer frente a la pandemia que mantiene en vilo al mundo entero y cuyas consecuencias económicas sufrirán principalmente los más necesitados.

Con esos 250 millones se podrían construir un hospital, abastecerse de insumos sanitarios, contratar masivamente personal de salud, garantizar un salario universal para los trabajadores desocupados en situación compleja frente al parate económico, reforzar los planes sociales para los más pobres, comprar miles de respiradores, adquirir tests de detección del Covid-19, por poner algunos ejemplos.

Mirá también:  Coronavirus: "en un año de peste"

En su último discurso, Alberto Fernández habló de que los organismos financieros deberían «dejar de cobrar los intereses de deuda» como gesto de solidaridad ante la grave situación que se está transitando a nivel mundial. Este reproche no pasa de las palabras a los hechos. Toda la orientación política del gobierno demuestra su férreo compromiso de honrar las deudas contraídas, aún reconociéndolas una estafa contra el pueblo argentino como lo ha dicho hasta la misma Cristina (refiriéndose al endeudamiento bajo el gobierno de Mauricio Macri).

No hay ninguna salida a esta crisis humanitaria sin tomar medidas que afecten las ganancias capitalistas, sin romper con la lógica de mercado, sin girar 180° poniendo en primer lugar los intereses de la población trabajadora imponiendo el no pago de la deuda externa, prohibiendo despidos, estatizando el conjunto del sistema de salud, contratando miles de médicos y enfermeros, comprando cientos de miles de tests para detectar la enfermedad.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

Izquierda Web

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre